Astrología

Numerología: Cómo es la compatibilidad con tu pareja

Si deseas saber si eres o no compatible con tu pareja, la numerología puede ayudarte. Con un sencillo cálculo, podrás conocer si tu y "el amor de tu vida" están destinados a estar juntos para siempre. Sigue leyendo a continuación.

Numerología: Cómo es la compatibilidad con tu pareja
Numerología: Cómo es la compatibilidad con tu pareja
Por:  Redacción mui

Cuando alguien nos interesa, soñamos con que sea el amor de nuestra vida. Sin embargo, no siempre las personas que nos encontramos en el camino están destinadas a ser nuestra pareja ideal. La numerología puede ayudarte a confirmarlo.

La compatibilidad de pareja según la numerología nos permite evaluar cuál es la misión de vida en conjunto. En esta oportunidad, utilizaremos la sinastría numerológica o compatibilidad numerológica, una metodología en la que se combinan las energías de la fecha de nacimiento de dos personas enlazadas entre sí. 

Cómo sacar la compatibilidad amorosa a través de la numerología

Primero, debes sumar tu día de cumple con el de la otra persona. Si cumples en números compuestos, los reduces a un dígito. Si la suma de las dos fechas dan un número compuesto, haces lo mismo.

Ejemplo: yo soy del 16 y el otro del 23

Ejemplo: si alguno de los dos cumple el 11 o el 22, no se reduce.

Posibles resultados de compatibilidad amorosa según la numerología

Pareja número 1: saben lo que quieren el uno del otro y buscan espacios para encuentros, pues ambos pueden ser personas que tienen diversas ocupaciones; sin embargo, para ellos, respetar los espacios del otro es importante. Son apasionados, independientes, y confiados, siendo así la pareja perfecta pues la fusión del respeto, comunión y valor se juntan como si fueran una sola persona.

En su aspecto negativo deberán aprender a ceder, ya que a ninguno de los dos les gusta que le contradigan y mucho menos que no le den su lugar. Pueden ponerse egoístas y disociarse del vínculo fácilmente.

Pareja número 2: esta pareja se lleva muy bien. Congenian en la forma de ver el mundo y si se quieren, se convertirán en un fuerte apoyo el uno para el otro. Juntos se sienten seguros, y lograrán construir una vida a la vez tranquila y creativa. Es una pareja intuitiva, cuando alguno de los dos les pase algo ambos lo sabrán, por ello detectan las mentiras muy rápidamente.
Son cariñosos y románticos; todo lo que hacen está pensado en función del otro.

En negativo se pueden poner muy co dependientes y manipuladores. La inseguridad los aborda constantemente y no logran sentir estabilidad alguna en el vínculo pues siempre están desconfiando del otro. Deben buscar espacios personales para no asfixiarse.

Pareja número 3: pareja creativa, enérgica, alegre y llena de vida. Donde circulen van, brillan y llamarán la atención, pues son libres y expresivos. También son cariñosos y gustan de ser escuchados, así que debes estar atento a los detalles cada vez que habla. No suelen juzgarse y se potencian en sus expresiones individuales y conjuntas. A menudo son muy amigueros y aman estar acompañados.

En esta relación es vital que la pareja busque la forma de responsabilizarse por sí mismo y no poner en el otro lo que cada uno debe trabajar, porque suelen tercerizar sus propias responsabilidades. Asimismo, suelen ser informales e imprevisibles dejando todo para más adelante. Eso puede causar mucho caos y desorden alrededor del vínculo.

Pareja número 4: el Número 4 necesita respeto y cuidar a sus seres queridos. Son estables, estructurados constructivo. Por lo general buscan la organización y el orden pues no les gusta los cambios de planes repentinos. Esta pareja se caracteriza por ser trabajadora, saben lo que quieren, y trabajan para llegar a la meta. Eso los convierte en una pareja con gran proyección a futuro, y con la capacidad de reinventarse. Si tienen un proyecto de vida común, serán una pareja estable, que no tendrá problema en alcanzar sus objetivos.

Deben tener cuidados con ser excesivamente rutinarios y rígidos. Muchas veces les cuesta expresar sus emociones y les cuesta conversar en profundidad. No tienen medias tintas y van a blanco y negro sin escalas. Pueden ponerse muy materialistas y aparentes por lo cual abandonan el disfrute en post del logro.

Pareja número 5: libres por naturaleza, con alma de exploradores, viajeros de corazón, amantes de la creatividad y del cuidado físico, a esta pareja los une el conocimiento, la versatilidad y las buenas charlas, es una pareja muy atractiva ante los ojos de los demás. La diversidad les dará la oportunidad de ser enlazadores de culturas, personas, ideologías.
Suelen ser sibaritas por naturaleza. Lo sexual es primordial dentro del vínculo por lo cual deben prestarle atención a este ítem.

Bajo esta frecuencia, el aburrimiento no tiene lugar. Siempre serán compañeros de aventuras en cualquier instancia que se encuentren. Todo lo que se encuentre estancado en cada uno de los participantes, comenzará a moverse para un lado o para el otro.

En su aspecto negativo, puede reinar el exceso. No les resulta fácil frenar a tiempo determinadas situaciones. Pueden volverse explosivos y caprichosos generando un berrinche infinito. Por lo general, dentro de esta relación el compromiso no suele ser a raja tabla, y los deslices pueden ser frecuentes, entonces los celos están al orden del día.

Pareja número 6: si lo que buscan es casarse, el número 6 será el primero en planear la boda. Esta pareja se ocupará de formar una gran familia y el hogar perfecto. Las necesidades de la manada estarán siempre por delante de las individuales. Esta pareja emana pasión y atracción, los une el gusto por la belleza, las artes y lo estético. Suelen asumir responsabilidades y dar servicio al prójimo sin problema. La vibración que los une es de amor total, comprensión, compañerismo y entrega mutua, la cual deben cuidar para que no decaiga con el tiempo. Siempre buscaran la justicia y el equilibrio.

En el aspecto negativo, suelen idealizar a sus parejas y tienen tendencias destructivas cuando no tienen el control y no hay orden en su hogar por lo cual suelen ser muy sobre protectores . Pasan del amor al miedo con mucha efusividad. Será una pareja un tanto superficial que tendrá sus mejores momentos a la hora de la intimidad.

Pareja número 7: en esta pareja, su punto de encuentro es en el crecimiento personal, temas que nutran el intelecto y la búsqueda de respuestas del alma y el espíritu. Será un gran regalo para todos los que convivan con ellos todo el conocimiento que pueden compartir. Son muy comprometidos y fieles. Su amor puede estar un poco idealizado, pero no deja de ser real y profundo.

Por otra parte, esta relación puede ser bastante desconfiada, así que deberán trabajar duro para ganar confianza. Tampoco son muy expresivas, entonces la conexión energética es lo que los une a veces en los silencios.

Como suelen estar concentrados en sus individualidades y mundos internos, deberán trabajar un poco más los puntos de conexión para que no haya desequilibrios y sobre cargas intelectuales. Es necesario evitar la frialdad y el aislamiento.

Pareja número 8: será una pareja creativa, popular, y con mucha energía. Juntos serán un mar de entusiasmo. No habrá objetivo que les parezca difícil de alcanzar. Buscan las mejores cosas materiales que existen pues se saben merecedores del universo entero. Trabajaran hasta el cansancio para materializar lo que se propongan. Su optimismo, fuerza de progreso y éxito no tiene techo.

Armarán una familia estable con valores supremos donde no se permitirán distracciones innecesarias. Podrán faltar expresiones de cariño y comunicación, y aun así el amor será real en las buenas y en las malas.

Es importante en esta pareja manejar el control excesivo y caer en rutinas por exceso de trabajo, que los cansa tanto que no disfrutan de lo que producen. Suelen ser muy temperamentales y egocéntricos por lo tanto en momentos tormentosos habrá que trabajar la humildad para poder reencontrarse.

Pareja número 9: pareja afín a labores humanitarias, al altruismo, con alma filántropa y espíritu reformador, por supuesto. Son sensibles a las necesidades de los demás, inspiradores y serviciales. Es una pareja que será muy romántica. Esos eternos enamorados, a quienes los años parecen no quitarles el cariño que se sienten. Así es que si su amor es profundo, puede ser la pareja ideal.

Bajo esta frecuencia se vive una relación que ya está madura. Traen un camino individual recorrido y aprendido, esto hace que la conjunción de las individualidades genere un compromiso profundo y maduro en la dupla. Es una relación con una conciencia vieja. Suelen ser muy idealistas y a veces pueden no ver al otro tal cual como es y ponen su propio deseo sobre la realidad. Eso sí, deben aprender a manejar sus emociones, porque ambos son muy sensibles. Si se lastiman, las heridas serán profundas, y el dolor largo. Como siempre están atentos a la necesidad del prójimo deberán guardar espacio y energía para proteger el vínculo.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias