Belleza

5 formas naturales de blanquear los dientes en casa

Si tienes problemas de dientes amarillentos, puedes iniciar un proceso de blanqueado para que se vean espectaculares y como perlas. Son métodos naturales y que puedes emplear tranquila y fácilmente desde casa, así que revísalos y manos a la obra.

Si quieres dientes blancos aplica estas técnicas sencillas. Foto Getty Images
Si quieres dientes blancos aplica estas técnicas sencillas. Foto Getty Images
Por:  Redacción mui

Todos soñamos con tener los dientes perfectos que solemos ver en las portadas de revistas y en las fotos de las estrellas más famosas. Pero en la vida real, esto es casi una utopía. Sin embargo, hay métodos sencillos y naturales que pueden hacer que tus dientes luzcan blancos y relucientes. Es importante sepas que todos estos métodos no deben ser usados al mismo tiempo, así que elige uno y ponlo en práctica.

El carbón activo resulta ser uno de los métodos más efectivos y económicos para desmanchar los dientes. Funciona como antioxidante y elimina las manchas superficiales que dejan ciertas sustancias. Cepilla tus dientes con carbón activado y en poco tiempo verás resultados sorprendentes.

Si te molesta la apariencia que te dejará el carbón antes de enjuagar, puedes elegir la leche en polvo con pasta de dientes. Aquello de que el calcio de los lácteos es bueno para los dientes, no puede ser más cierto. Combina la leche en polvo con tu pasta dental y tus cepillados te darán resultados muy pronto en tu dentadura. Hazlo una o dos veces a la semana.

Otra técnica muy económica es usar bicarbonato de sodio y jugo de limón. El bicarbonato desmanchará tus dientes y el jugo de limón eliminará las bacterias. Aplica una pizca de bicarbonato en tu cepillo y unas gotas de jugo de limón. Si eliges este método solo úsalo una vez por semana.

Pero si el sabor del bicarbonato con el limón te resulta desagradable, también puedes usar agua oxigenada. Para usarlo debes estar seguro de que tus dientes no son demasiado sensibles. Sumerge un hisopo en agua oxigenada y frótalo en tus dientes. Esta técnica no se recomienda para uso frecuente pues puede dañar el esmalte.

Una técnica que parece inventada por la abuelita, es la de usar polvo de hornear con jugo de limón. El primero elimina las manchas en la superficie de los dientes y el jugo de limón también tiene propiedades blanqueadoras. Mezcla una cucharadita de cada uno de ellos y cepilla los dientes con la pasta.

No olvides que antes de aplicar cualquiera de estas técnicas, debes consultar con tu odontólogo o con un especialista dental. Luego de ello, elige alguna de estas técnicas y disfruta de tus dientes blancos.

Síguenos en Google News y dale clic a nuestra estrella

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias