5 trucos para tener un cabello rizado perfecto y para siempre 5 trucos para tener un cabello rizado perfecto y para siempre

5 trucos para tener un cabello rizado perfecto y para siempre

Cuidar un cabello rizado parece imposible, pero es más sencillo de lo que crees. Hoy te daremos 5 trucos necesarios para mantener a raya el cabello y para siempre. Los resultados serán extraordinarios y lo incluirás en tu rutina diaria. Mucha suerte.

El pelo rizado es uno de los cabellos más envidiados por las mujeres: es sedoso, da volumen y además, lo tiene Mérida, una de las princesas más valientes del mundo de Disney. Ahora, a simple vista, parece muy complicado cuidarlo. 

La técnica que debemos utilizar es una que los defina, los mantenga bajo control, no los encrespe y aporte volumen. Si bien son demasiados requisitos, una vez que incorpores cierta metodología a tu rutina diaria, te acostumbrarás. A continuación, te detallamos 5 trucos para un cabello rizado perfecto y para siempre.

5 trucos para un cabello rizado perfecto.

1. El lavado: Recuerda finalizar el proceso con agua fría. Al sellar mejor la cutícula, hace que los cabellos rizados se encrespen menos. Si además utilizas una buena línea de cuidado capilar, los resultados serán todavía más grandiosos.

2. La toalla: En primer lugar, debes empezar por descartar las toallas típicas, en favor de un turbante de microfibra. Éstos absorben mejor la humedad y no rompen las fibras del cabello. En segundo lugar, nunca debes retorcer la toalla en torno al cabello; trata de envolverlo de una manera suave, dando la menor cantidad de vueltas posible. Y por último, no frotes para secar el cabello, sino el frizz hará acto de presencia y romperás la curvatura natural del rizo mojado.

Ten en cuenta estos 5 trucos para tu cabello rizado.

3. Las mascarillas: Una de las mayores necesidades del cabello rizado es la hidratación. Por ello, es necesario una mascarilla. Lo ideal es que, tras el lavado, la dejes actuar durante todo el tiempo posible, siendo una hora el mejor tiempo.

4. Marcar los rizos: Cuando aplicamos la crema de peinado, espuma o aceite de definición (lo que prefieras) es imprescindible hacer estas compresiones, pero no todo el tiempo. Una vez repartas bien el producto elegido (cuando el pelo ya está seco), debes dejar que se asiente y actúe. Entonces, cuando comience a secarse, puedes volver a hacer pequeños masajes. De esta forma, ganarás definición y volumen.

5. La máquina secadora: Muchas preferimos secar el pelo al aire, pero si no consiguies el rizo que deseas y debes recurrir al difusor, recuerda seleccionar siempre el aire templado, ya que excesivamente caliente no sólo es m��s perjudicial, sino que además haces que el rizo es encrespe y se abra más. Mientras estés trabajando el cabello, procura hacer movimientos de arriba a abajo para que el rizo adquiera más forma.

Maria Laura Lago

Locutora Integral de Radio y Televisión egresada en el Instituto Eter Estudiante de la Tecnicatura en Periodismo Digital en la Universidad Nacional de Mar del Plata Community Manager Docente en Nivel Secundario+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias