Menu
9 factores que agravan el estado de una piel sensible
Belleza

9 factores que agravan el estado de una piel sensible

¿Padeces de piel sensible? Hoy te contaremos qué factores externos e internos, pueden afectar tu piel. Así, podrás evitarlos o sacarles provecho en el mejor de los casos. Sigue leyendo.

Imagen de MUI

por Redacción mui

La piel sensible reacciona de manera inmediata irritándose, por lo cual necesita una atención adicional. Puede experimentar sensaciones de cosquilleo, calor, hormigueo y picor, la mayoría de las veces, de forma intermitente.

Causas de la piel sensible

  1. Las pieles sensibles e intolerantes sufren una alteración en su función de barrera protectora. Este fenómeno favorece la pérdida de agua, por lo que la piel se deshidrata y  facilita la penetración de agentes potencialmente irritantes.
  2. Las pieles intolerantes sufren una secreción excesiva de ciertos neurotransmisores a través de las terminaciones nerviosas superficiales. Secretan más citocinas, es decir, sustancias secretadas por las células de la piel, que promueven los procesos inflamatorios.

Síguenos en Google News, dale clic a nuestra estrella

Factores que afectan la piel sensible

Externos:

  • Frío, viento
  • Radiación UV, ozono
  • Aire seco, cambio de clima
  • Limpieza corporal intensa, especialmente con jabón normal
  • Algunos medicamentos

Internos:

  • Edad
  • Estrés psicológico
  • Cambios hormonales
  • Tendencia a alergias

Lee también: Ejercicios para el rostro para trabajar frente, papada, mejillas y párpados

¿Cómo cuidar la piel sensible?

En principio, consulta con tu dermatólogo, para que identifique los factores que desencadenan la sensibilidad o agravan las reacciones cutáneas en tu caso propio.

Después, diariamente, evita la exposición al frío, los productos irritantes y cuidados cosméticos agresivos; ten cuidado con el proceso de afeitado y aplica protector solar para minimizar los efectos del sol.

Recuerda utilizar productos cosméticos suaves y no combinar demasiados a la vez. Lava el rostro con un producto de ingredientes no agresivos y de alta tolerancia. Sécalo con cuidado, sin frotar.

Una o dos veces por semana puedes aplicar una mascarilla de hidratación intensa para piel seca y sensible. Además, recuerda que el maquillaje también debes seleccionarlo cuidadosamente.

Activa las notificaciones y sé el primero en enterarte de todo

Temas

Comentarios