Belleza

Blush: Qué es, cuál elegir según el tono de piel y cómo usarlo

El color de las mejillas es primordial para un make up perfecto. Sin embargo, hay que elegir el blush (o rubor) perfecto para un efecto totalmente natural y hermoso. A continuación, te enseñamos sobre este cosmético.

Blush: Qué es, cuál elegir según el tono de piel y cómo usarlo
Blush: Qué es, cuál elegir según el tono de piel y cómo usarlo

Unas mejillas sonrojadas es igual a salud y belleza. Por ello, ponernos blush (o rubor) es un paso fundamental cuando nos maquillamos. Ayuda a destacar los pómulos, definir más el rostro y lucir saludables, frescas y radiantes.

Qué es el blush (o rubor) y cuál es el mejor según el tono de piel de cada una.

Para conocer el rubor adecuado para tu piel, debes tomar en cuenta el tono de esta. De esta manera, no solo iluminarás tu rostro sino también resaltarás tus mejores facciones naturales. Cuanto más luminoso quede el pómulo, más destacará positivamente.

Lo más recomendable es fijarte qué color toman tus mejillas después de hacer ejercicio o pellizcarte. Sin embargo, no solo ese color te favorecerá, ya que existen muchos tonos de rubor que lucen muy bien según tu piel.

Otro factor igual de importante es la estación (verano, otoño, invierno y primavera). En invierno, el colorete es imprescindible porque marcará la diferencia entre un rostro apagado y un rostro alegre y despierto. Para el verano, es decir, cuando tenemos mejor cara, el rubor debería ser un gesto más suave y sutil. Podemos usar los mismos rubores que en invierno, pero, en este caso, con un solo toque de brocha.

También ten en cuenta que el tono de rubor que apliques será con base en los tonos de sombras de ojos que uses. Si eliges sombras marrones, el rubor debería ser ligeramente melocotón. Si usas sombras en tonos fríos como malvas, azules o granates, los coloretes más rosados o lilas funcionarán perfectamente.

Los colores de blush ideales según tu tono de piel

Pieles claras: de manera general, los tonos rosas en todas sus variaciones, carmesí, los pasteles, melón, lila, terracota y durazno. Los tonos claros y ligeros son los que más favorecen a las pieles pálidas. Consiguen dar buena cara, un efecto romántico y rejuvenecedor, y no endurecen las facciones.

Si tu piel es blanca con tonalidad rosada, el blush que mejor se ajusta a ti son los de tonos anaranjados, ya que te harán lucir fresca y juvenil. 

Ahora, si tu piel es blanca amarilla, el tipo de rubor para ti son los de colores rosados, porque le darán un efecto de frescura a la cara.

Piel media: los tonos duraznos son perfectos para las pieles intermedias. El tono coral también le aportará un brillo natural en las mejillas; sin embargo, hay que tener cuidado con la cantidad que apliquemos.

Piel morena: tonos rosa oscuro, coral, rojo quemado, bronce y marrón son ideales. Los tonos más fuertes van muy bien con las pieles oscuras. Los colores como el fucsia destacarán tus facciones e iluminará automáticamente tu rostro.

Piel oscura: van perfectos los rubores con tonos tostados, cobrizos y naranjas. No olvides los colores bronce o cobre que consiguen realzar la belleza natural.

Tips para elegir tu rubor ideal y aplicarlo de la mejor forma

Maria Laura Lago

Locutora Integral de Radio y Televisión egresada en el Instituto Eter. Estudiante de la Tecnicatura en Periodismo Digital en la Universidad Nacional de Mar del Plata. Community Manager. Docente en Nivel Secundario.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias