Carboxiterapia, ¡todo lo que necesitas saber antes de hacértela! Carboxiterapia, ¡todo lo que necesitas saber antes de hacértela!

Carboxiterapia, ¡todo lo que necesitas saber antes de hacértela!

Está calificada como uno de los procedimientos estéticos más efectivos tanto para el rostro como para el cuerpo ¡Descubre cuáles son sus pros y sus contra!

Con la evolución de las tecnologías estéticas para el cuidado corporal y facial, el nombre de la carboxiterapia se hizo cada vez más popular. Este procedimiento, que básicamente consiste en  la aplicación de inyecciones de dióxido de carbono debajo de la piel, suele usarse para combatir imperfecciones que van desde las arrugas hasta las estrías y la temible celulitis. 

La idea que sustenta este procedimiento es que el gas de la carboxiterapia funciona mejorando la circulación celular y la oxigenación de los tejidos, por ende, corrije las imperfecciones y ayuda a reducirlas de manera notable. 

Ahora bien, no todo es color de rosa: Hay que tener muy en cuenta que no es un procedimiento que puede realizar cualquiera y que además no se puede hacer de manera doméstica. 

Sobre la pregunta de "¿duele?" encontramos versiones opuestas: Una de nuestras redactoras de Mui dijo que es el procedimiento más doloroso que se ha hecho en su vida, pero otras pacientes del mismo lugar dijeron que no dolía tanto. Todo tiene que ver con la tolerancia al dolor. 

En cuanto a los beneficios, se dice que ayuda a combatir grasa localizada, estrías, celulitis, ojeras… Eso sí, se necesitan varias sesiones para notar resultados. 

Por último, sobre los riesgos, especialistas afirman que no tiene efectos secundarios y que lo único que puede ocurrir es inflamación temporal de la zona tratada, pequeños hematomas y un pequeño dolor que asemeja el de la picada de una abeja. 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias