Dile adiós a los quiebres: con 4 ingredientes, prepara un súper endurecedor de uñas

Entre varios problemas que podemos tener, sin dudas, las uñas quebradizas parece ser el peor. No podes realizar una tarea manual que enseguida la tenemos cortada. Pero ese inconveniente no va más: mira y aprende cómo hacer tu propio endurecedor de uñas.

Tener uñas débiles y quebradizas puede resultar molesto al realizar cualquier tarea de tipo manual. Se rompen de nada y el sueño de tenerlas lindas, limpias y largas parece muy lejano.

Para solucionar esta situación, es necesario un endurecedor de uñas; aunque existen productos cosméticos adecuados para ello, pueden resultar caros y por ello, traemos una solución más fácil, rápida y económica: un tratamiento casero, a base de Vitamina E, limón y ajo.

Cómo hacer tu endurecedor de uñas casero.

Por un lado, la cápsula de vitamina E la podrás adquirir en las farmacias. La misma ofrece salud y fortaleza a las uñas. Es un antioxidante, es decir, protege nuestro cuerpo de radicales libres, causantes de la degeneración de los tejidos. 

En cuanto al ajo, es uno de los mejores ingredientes naturales para fortalecer las uñas; es recomendado para usar directamente en las uñas o agregar a bases ya que ayuda a combatir su fragilidad, así como las bacterias y la micosis. Y el limón forma parte de la preparación por sus vitaminas y ácidos antioxidantes, que combaten debilidades en la estructura de la propia uña, de forma que la va restaurando poco a poco.

Limón, ajo y Vitamina E para un endurecedor casero.

Ingredientes

Preparación

  1. Lo primero que vamos a hacer es pinchar la capsula de vitamina E con una aguja.
  2. Luego, introducirla en el interior del frasco del esmalte de uñas.
  3. A continuación, ponemos a remojo los dientes de ajo durante 15 minutos en agua caliente.
  4. Una vez estén bien templados, empezaremos a molerlos bien hasta obtener una pasta bien homogénea.
  5. Ya obtenida una pasta, la introduciremos también en el interior del frasco del esmalte de uñas. Podemos hacerlo con un embudo pequeño, de los que se utilizan para manipular esencias y perfumes.
  6. Luego, debemos obtener el jugo de limón.
  7. Una vez obtenido el jugo, deja caer las veinte gotitas en el interior del frasco del también.
  8. Por último debes agitar la mezcla. Recuerda hacerlo siempre antes de aplicártela.

Aplícalo en tus uñas durante un mes y cada tres días, retíralo para darle descanso a las uñas durante una jornada. Mientras tanto, los días que no apliques el endurecedor, utiliza una mazcla de aceite de olivas y de almendras, ideal para la regeneración de las uñas.

Más Noticias