El error más común al maquillarte: ¿Primero es la base o el corrector?

Es normal en el mundo del maquillaje cometer errores que hacen que los objetivos que buscabas no sean tan efectivos.

Saca el mejor partido a tu maquillaje, aplicarlos correctamente al rostro disimula o potencia aquellas zonas de él. Por eso no solo es importante usar los productos sino conocer su orden. Es común pensar que el corrector y la base es lo mismo por la similitud de su apariencia, acá te contamos por qué son absolutamente distintos.

Unta la base con brocha o esponja.

A veces por falta de tiempo o desconocimiento utilizamos la base o el corrector con los mismos fines. La base de maquillaje se encarga de unificar el rostro de tu cara que puede tener rojeces o zonas más claras. Este es un elemento importante porque con él consigues un acabado homogéneo.

Una piel. Una base.

La base tiene diferentes presentaciones que varían de acuerdo a las características de tu piel, en barra, compacta, líquida o crema todo depende lo que quieras lograr. La base en crema es para pieles mixtas o grasas. La base líquida es para pieles normales o secas.

El corrector crea profundidad.

El corrector tiene la función de disimular ciertas zonas que le brinda una ayuda adicional a la base. Aunque la base se dedique al rostro y cuello el corrector es para las ojeras, las rojeces provocadas por el depilado, granos no deseados o las manchas propias de la edad.

Úntalo de forma sencilla o perfeccionista.

Existen distintas presentaciones de correctores en polvo, líquidos o cremosos y su aplicación también varía porque puedes difuminarlo con el dedo o con un pequeño pincel.

Uso incorrecto. Resultados ineficaces.

Pero ¿qué viene primero? ¿corrector o base? Una vez que untamos crema hidratante en nuestro rostro el primer paso al maquillarte debe ser aplicar la base. Luego de usarla es posible que aun tengas imperfecciones que no has podido ocultar y en ellas aplicas el corrector.

Más noticias de BELLEZA