Menu
Esta es la mejor manera de extraer un punto negro o espinilla sin dañar tu piel
Belleza

Esta es la mejor manera de extraer un punto negro o espinilla sin dañar tu piel

Aunque para algunos pudiera resultar asqueroso, lo cierto es que a veces es necesario remover un punto negro o una espinilla, primero por estética y segundo para evitar que siga creciendo y se infecte.

Imagen de Autor

por Maya Monasterios

La tarea de remover puntos negros o espinillas del rostro, no es del agrado de la mayoría, pero es algo que muchas veces debe hacerse, no sólo por estética, sino para evitar males mayores o una infección más grave en la superficie de la piel que pueda dejar marcas permanentes.

Pero para que lo puedas hacer correctamente sin causar daño a los vasos capilares o incluso causar una herida más grande, lo pirmero que debemos recomentadarte es que, si está al alcance de sus posibilidades, acudas a un dermatólogo para que te asesore bien en cómo remover este tipo de impurezas.

También puedes acudir a un estilista especialista de la piel, para que te haga una limpieza facial profunda y previa dilatación de los poros, proceda a extraer la suciedad de los mismos de una manera segura y controlada.

Sin embargo, también es posible hacerlo en casa, con una técnica que hará que tus poros estén preparados para extraer los puntos negros o las espinillas, para ello deberán seguir los siguientes pasos:

  • Aplica un poco de vaselina sobre el poro infectado o sucio.
  • Lava tu cara con agua tibia, no caliente, para que no quemes tu piel, la dañes y la deshidrates.
  • Pasa un cepillo suave por encima del poro, puedes usar un cepillo de dientes viejo y limpio o uno que compres sólo para ello.
  • Luego, con un instrumento llamado herramienta removedor de espinillas saca el punto negro o la espinilla.  Esta instrumento consiste en una vara pequeña de metal con un agujero, ayuda a la extracción por presión, evitando así el uso de las uñas.  El instrumento es igual al que ves en la siguiente fotografía y se encuentra en las farmacias o centros especializados del cuidado de la piel.  Si no puedes adquirir uno, envuelve tus dedos en algodón o usa dos hisopos para minimizar el daño que harás cuando presiones.
  • Una vez esté el poro limpio y sin restos de suciedad, aplica un poco de antibacteriano, un poco de ácido salicílico o peróxido de benzoilo para evitar infecciones.

Temas

Comentarios