Menu
Usa esta práctica mascarilla casera y pronto verás los resultados. Foto Getty Images
Belleza

Hidrata la piel de tu cara con esta práctica mascarilla casera

¿Quieres obtener una forma práctica y muy económica de hidratar tu piel en casa? Acá te ofrecemos una receta muy elemental y efectiva para lograr una piel tersa y delicada con esta mascarilla hecha con tus propias manos.

Imagen de MUI

por Redacción mui

La mayoría de tratamientos para el cutis son inalcanzables para muchas mujeres que quieren tener una piel más radiante e hidratada en su rostro. Pero eso no es problema si le ponemos un poco de ingenio a la situación y nos fabricamos una práctica mascarilla casera que te dejará resultados asombrosos.

La mascarilla que te proponemos, con una receta de información.es, solo utiliza tres ingredientes naturales que fácilmente puedes tener en casa: yogurt natural, miel y limón. Con estos productos comienza la preparación de una mascarilla altamente eficiente para tu rostro y apta para todo tipo de piel.

Con yogurt, miel y limón, tendrás una mascarilla muy útil para humectar y suavizar tu piel. Foto Getty Images

Para tu mascarilla solo necesitas dos cucharadas de yogurt natural, una cucharadita pequeña de miel y unas gotitas de zumo de limón. Mezcla los ingredientes en un recipiente amplio hasta que consigas tener una pasta homogénea. Evita que quede líquida para que no escurra por tu rostro y ya tienes tu práctica mascarilla casera para el rostro.

¿Cómo aplicar la mascarilla casera?

La mascarilla de yogurt la puedes aplicar dos veces por semana. Antes de hacerlo, debes abrir bien los poros. Hierve agua y humedece un pañito, luego pásalo suavemente por tu rostro y espera que tus poros se abran.

En ese momento es cuando debes aplicar el tratamiento para que actúe en tus poros abiertos y los nutrientes puedan hacer su trabajo. Evita los ojos y otras mucosas para que estés más cómoda y relájate con tu práctica y económica mascarilla casera.

Déjala actuar por 30 minutos y colócala dos veces a la semana. Foto Getty Images

 Déjala actuar por 30 minutos. Si quieres puedes acostarte mientras la mascarilla actúa y luego retírala con abundante agua tibia. En poco tiempo tendrás una cara lisa, libre de impurezas y muy suave. Tu piel se verá iluminada y radiante en todo momento.

Síguenos en Google News y dale clic a nuestra estrella

Temas

Comentarios