Método infalible: Aprende cómo lavar al seco tu ropa ¡es muy sencillo! Método infalible: Aprende cómo lavar al seco tu ropa ¡es muy sencillo!

Método infalible: Aprende cómo lavar al seco tu ropa ¡Es muy sencillo!

Muchas veces gastamos de más a la hora de lavar la ropa en la tintorería y tener que pagar el lavado de prenda delicada suele ser siempre el más costosos de todos, es por ello que hoy te mostramos cómo lavar tu ropa al seco y así poder cuidar tu bolsillo y tus prendas de vestir favoritas.

Las fibras de la ropa suelen ser muy delicadas se rompen, encogen e incluso pueden llegar a estirarse y perder su forma original. El encaje, seda y terciopelo, pueden representar la ropa con mayor dificultad a la hora de lavar en casa y llevarlo a la tintorería resulta ser muy costoso.

Conocemos que para lavar cierto tipo de telas necesitas la temperatura correcta de agua, el jabón adecuado y el tiempo de remojo correcto. Por eso hoy te enseñamos a lavar al seco desde casa ¡solo debes recordar que es mejor que laves cada prenda por separado!

Lavado en seco ¡Es muy sencillo!

¿Cómo lavar al seco? 

Una primero y la otra después: Debes lavar las pieza por separado ¿por qué? para evitar que las distintas fibras se maltraten o se encojan en el proceso.

Agua fría: en un recipiente lo suficientemente grande agrega agua fría y una cucharada de jabón neutro, mezcla hasta conseguir la formación de espuma. Luego hunde la prenda hasta lograr que esté mojada por completo, sácala del agua y vuelve a sumergirla, repite este paso por lo menos unos 3 minutos.

Manchas en la ropa: es común oscurecer un poco más ciertas zonas de la ropa, como lo es el ruedo de los pantalones, el cuello de las camisas y los puños. Para eliminar esas manchas tienes que frotar con las yemas de los dedos mientras estás realizando el segundo paso ¡Nunca restriegues! 

Para enjuagar: en otro recipiente con agua fría sumerge la prenda que ya tiene jabón, para eliminar todo el exceso del mismo un par de veces hasta lograr quitar todo el rastro del detergente. Una vez lista la ropa coloca sobre una toalla y envuelve ¡sin hacer mucha fuerza! con esto eliminarás todo el excedente de agua.

Lavado en seco ¡Es muy sencillo!

Deja secar en un espacio fresco y que no tenga mucha luz del sol, tiene que pegar brisa natural para que la ropa seque perfectamente y no agarré olor a humedad. Recuerda que esta manera de lavar tu ropa resulta ser “engorrosa” o lenta, pero es la mejor opción para alargar el tiempo de vida de tus prendas de vestir más delicadas.

Más Noticias