Paso a paso para tener lista una milagrosa crema de manos con perfume a lavanda Paso a paso para tener lista una milagrosa crema de manos con perfume a lavanda

Paso a paso para tener lista una milagrosa crema de manos con perfume a lavanda

La lavanda es un ingrediente natural, muy popular en el mundo de la cosmética. Por ello, te mostraremos a continuación cómo incluirla en la receta clásica de crema para manos. Si tus palmas están secas y deshidratadas, ¡esta es tu solución!

Si tienes las manos secas, sin dudas, la crema será tu gran aliada para hidratarlas y mantenerlas suaves y saludables, sin esas horrorosas grietas o ampollas por el trabajo, el estudio o las tareas domésticas con productos químicos.

Hoy te mostraremos cómo hacer crema con lavanda: su aceite esencial tiene propiedades muy interesantes para la piel. Se caracteriza por ser cicatrizante, antiséptica, relajante y analgésica, entre otros. También, mejora la curación de heridas y cortes y alivia los eccemas y otros problemas de la piel.

Crema de lavanda casera, ¡ideal para tus manos!

Ingredientes:

Procedimiento:

  1. Lo primero que tienes que hacer es poner al baño María, a fuego bajo, la manteca de cacao para poder derretirla. Remueve constantemente.
  2. Cuando la manteca de cacao se haya derretido, ve añadiendo los demás aceites menos la lavanda, uno a uno y sin dejar de remover en ningún momento.
  3. Una vez que está todo añadido y removido, apaga y fuego y deja que se enfríe la mezcla hasta estar a temperatura ambiente.
  4. Cuando la mezcla ya se ha enfriado es cuando hay que añadir las gotas del aceite esencial de lavanda. Remueve para que todo quede perfectamente integrado.
  5. Vierte la crema resultante en el frasco o tarro en el que quieres guardarla, siendo recomendable optar por un recipiente de cristal opaco y con tapa.
  6. Guarda el frasco en la nevera durante al menos una hora. Pasado ese tiempo, puedes dejarlo ahí o mantenerlo fuera, en un lugar fresco y seco.
  7. Como mucho, esta crema puede durarte unos 3 meses. Si la conservas después de ese tiempo, es mejorar tirarla y hacer otra nueva.
¿Manos secas? Prepara una crema de lavanda totalmente natural.

 Los remedios caseros y naturales son muy comunes y populares, a la hora de evitar aquellos elementos que sean muy potentes y por ende, dañinos para la piel con el pasar del tiempo. La lavanda, además de usarse para cremas, es ideal para mascarillas, desodorantes y demás. ¡Inténtalo!

Más Noticias