Belleza

Pedicura para principiantes: 5 pasos básicos para unos pies suaves como bebé

Si quieres tener pies suaves como bebé y sin necesidad de ir al salón, sigue estos 5 pasos básicos y podrás lucir siempre como una reina.

Pedicura para principiantes: 5 pasos básicos para unos pies suaves como bebé
Pedicura para principiantes: 5 pasos básicos para unos pies suaves como bebé

Los pies son una parte de nuestra rutina de belleza, y un aspecto muy importante para demostrar que somos femeninas y nos preocupamos integralmente de nuestro cuerpo.  Pero tener los pies suaves como los de un bebé, no es algo que lograremos con una sola sesión, pues se trata de una práctica constante, que debes hacer a diario si quieres lucir y sentir siempre tus pies como los de una muñeca.

Para poder realizarte una pedicura básica en casa, primero debes contar con ciertos implementos que te harán más fácil y rápido todo el proceso: un envase plástico ancho, una lima para pies, un cortacutículas, un cortauñas y una varita de madera para remover la suciedad o restos que puedan acumularse debajo de las uñas y una crema hidratante para pies.

Paso 1

Caliente un poco de agua o, si tienes calentador en casa, tómala del grifo.  La idea es que la viertas en el recipiente antes mencionado y la mezcles con agua fría hasta obtener agua tibia.  Cuida bien que no esté muy caliente, porque esto lo único que hará será resecar y deshidratar la piel de tus pies. En el fondo del recipiente puedes colocar, si lo deseas , algunas esferas de vidrio, así, mientras remojas tus pies puedes darte suaves y estimulantes masajes en la planta.

También puedes agregar un poco de escencia de lavanda, algún aceite esencial o incluso un poco de sal para que el agua del remojo tenga un efecto hidratante o desinflamatorio.

Paso 2

Si es la prmera vez que lo haces, o tienes muchas durezas, quizás necesites un poco más de tiempo de remojo (unos 20 a 30 minutos).  Si no es el caso, puedes remojarlos unos cinco minutos y luego sacarlos y tocarlos, si sientes que las durezas han cedido un poco, puedes pasar al siguiente paso.

Paso 3

Toma la lima de pies y frótala por todas las zonas donde generalmente se sientes durezas, especialmente en el talón y el centro del pie.  Es recomendable que pases la lima en el sentido de los pliegues de la piel, y no al contrario, para que evitaes dañarla de más o afectar zonas que no tienen dureza alguna.

Paso 4

Coma la varita de madera y remueve por debajo de la uña y sus alrededores toda la suciedad e impurezas que puedas estar acumulando.  Luego toma el cortacutículoa y con mucho cuidado recueve todo el exceso de piel muerta que pueda haber.  Te a la mano siempre un poco de alcohol, no sólo para que desinfectes los instrumentos una vez usados, sino por si llegases a cortar la piel en el proceso.  Es muy importante que si sientes que tienes una uña encarnada, no trates tú misma de quitarla y consultes con un podólogo especialista.

Paso 5

Seca bien tu pies y aplica una buena cantidad de crema hidratante para pies.  Hay algunas en el mercado que contienen elementos refrescantes como el mentol o la lavanda.  Masajea bien tus pies para que actives la circulación y la hidratante penetre bien en la dermis.

Maya Monasterios

Periodista, experta en celebridades y belleza, con amplia experiencia en medios digitales.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias