¿Qué hace Flavia Palmiero para verse súper sexy a los 53 años?

No muchos pueden creer que su físico luzca así naturalmente, pero ella misma reveló qué es lo hace para verse así aún con 53 años.

Por: Redacción mui.today

Flavia Palmiero festejó sus 53 años el pasado 11 de julio. Está a la vista que luce muy sexy y la gran duda de todos es cómo hace.

"En realidad no tengo grandes secretos. Porque toda mi vida fui muy sana en mis costumbres y eso se ve en el cuerpo. Soy metódica y llevo una vida muy natural. Uso cremas para el rostro y para el cuerpo desde que tengo 20 años. Para cuidar la piel del rostro todas las semanas uso 'Venus legacy' durante 30 minutos. Esto me ayuda a tensar la piel y renovar el colágeno", contó.

Y agregó: "Una vez al año me hago un 'Ultherapy facial' y con esto tensamos el músculo logrando un efecto lifting. Las zonas rebeldes del cuerpo las he tratado con 'Coolsulpting'. Semanalmente me realizo un 'Body Ter Premiun' para tonificar las piernas y el abdomen".

Flavia Palmiero

"Todos tratamientos que no son invasivos y me van manteniendo. Me maquillo lo necesario, tomo un poquito de sol, como sano y no fumo. Sólo de vez en cuando un habano. Las cirugías me dan pánico y no soy más feliz por tener la panza chata", aseguró la actriz.

"Fue mi propio hijo Gian —Gianmarco Batelini (24)— quien quería fomentarme una vida sana. Él mismo me armó una rutina y una lista de alimentación sana y, como vive conmigo, me controlaba si la cumplía o no. El es muy disciplinado y me enseñó a comer sano", contó.

"Me ordenó un plan con comidas cada tres horas. Que arrancan con un desayuno de mate o café, claras de huevos y jugo verde. No es tan estricta como las dietas pero no consumo harinas y muy poca carne, aunque me gusta mucho un buen asado. Como muchas frutas y verduras crudas; pollo, pescado, carnes rojas magras, avena. Cero alcohol y las gaseosas nunca existieron en mi vida. Arranqué en febrero y durante dos o tres meses me limité a eso y no probé otra cosa. A los quince días ya me sentía bien y a los dos meses había bajado los kilos que sentí que me sobraban y recuperado mi peso de siempre", detalló.

"Cuando comprobé los resultados, frente al espejo, dije ‘¡Así me quiero ver!’ Me cambió todo; la piel se curó y se me vio más sana, el pelo recobró su brillo… Todo volvió a su lugar de siempre".

"Aunque al principio fue duro, ya me acostumbré y realizo mis seis comidas al día, cumpliendo estrictamente los horarios y ya no necesito tanta disciplina. No se trató de una dieta sino de un nuevo plan de vida", confesó.

Flavia Palmiero

"Entendí que muchas veces uno come por ansiedad. Ahora me tomo mi tiempo para hacerlo. Como despacio y así bajé esa ansiedad. También aprendí a achicar las porciones de lo que ingiero. Y hay pequeños tips que ayudan mucho. Como por ejemplo, beber mi jugo de limón con agua tibia por la mañana. Pero eso sólo lo hago dos meses y paro; porque tampoco es tan bueno si uno abusa", dijo.

Además, confesó para la revista Caras que: "Siempre tengo mi jarra con algún juguito bien natural como jengibre, menta y agua o manzana verde, apio, espinaca, pepino y zanahoria. Tenía ganas de verme bien y por eso no lo siento como un sacrificio. Hoy me siento feliz al enfrentar al espejo; también me siento más ligera y eso no es sólo una cuestión estética. La felicidad son momentos y esto no la hace pero suma mucho".

Más noticias de BELLEZA