Rejuvenecimiento: secretos de belleza para una piel radiante

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano ¿lo sabías? En un humano promedio mide alrededor de 2 metros cuadrados y pesa aproximadamente 5 kg. Es un órgano vivo con capacidad de regenerarse, es impermeable, resistente y flexible.

Por:  Redacción mui

Las pricipales funciones de nuestro sistema tegumentario son:

protegernos del medio exterior formando una barrera inmonológica, 

regular la temperatura y el metabolismo manteniendo líquidos y sustancias impresindibles dentro de nuestro cuerpo y eliminando por evaporación (transpiración) aquéllas otras que nos sean tóxicas o innecesarias,

limpieza de rostro

aporta el sentido del tacto, en 1 centímetro cuadrado de piel hay más 5mil receptores sensitivos, que al recibir la información tactil la envían al cerebro y la devuelven en forma de estímulo sensorial,

sintetiza vitamina D, es a través de la exposición al sol directa que la piel es capaz de sintetizar esta vitamina que no puede ser incorporada con la alimentación y es la encargada de mantener la salud de los huesos y articulaciones.

Para prevenir el deterioro o envejecimiento de la piel es importante tener en cuenta estos consejos:

Hidratación y alimentación

1. Beber 2 litros de agua por día.

2. Utilizar protector solar a diario, aunque sea en días nublados y en cualquier momento estival, los rayos UV son según expertos dermatólogos los responsables del 80 % del envejecimiento de la piel.

3. Limpiar diariamente la piel, en especial antes de hidratarla, para evitar que los poros se obstruyan impidiendo que pueda respirar y eliminar impurezas, y para que luego de la limpieza al colocar una crema penetre mejor y hidrate más.

Utilizar protección solar

4. Hacer ejercicio, no sólo en el gimnasio para eliminar toxinas e impurezas a través de la transpiración, sino también hacer ejercicios y masajes faciales que tonifican los músculos del rostro y estimulan la circulación  reduciendo los signos de la edad.

5. Mantener una dieta equilibrada, haciendo hincapié en frutas y verduras, y sobretodo en aquellos alimentos ricos en antioxidantes, como los arándanos, la remolacha, el brócoli, las semillas de chía, las legumbres, el jengibre.

6. Evitar el cigarrillo y el alcohol.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias