¿Se te cae el cabello? Aprende a tomar levadura de cerveza para evitar la caída

La caída del cabello es uno de los problemas más frecuentes, tanto en hombres como en mujeres

La caída del cabello es uno de los problemas más frecuentes, tanto en hombres como en mujeres

La pérdida de cabello es uno de los inconvenientes más frecuentes que sufren desde adolescentes hasta los adultos, sin importar el género, este problema afecta a la mayoría de la población. Esto puede venir vinculado con problemas de autoestima, pues en muchas ocasiones las pérdidas son exageradamente  notorias y graves.

Detén la caída del cabello con este método

Desde tiempos atrás, los expertos vienen creando una gran diversidad de cosméticos para evitar la pérdida del pelo, sin embargo, muchos de estos productos son altamente costosos y muchas personas no tienen accesibilidad a ellos. Es por ello, que los remedios caseros se han vuelto tan conocidos.

Beneficios y propiedades de la levadura de cerveza para detener la pérdida de cabello

La levadura de cerveza es muy recomendada en general gracias a su alto contenido en proteínas, minerales y vitaminas, lo que lo ha convertido en una opción viable en cuanto a tratamiento cosmético se trata.

Los componentes estrellas de este producto son la riboflavina, el ácido fólico, la tiamina y la vitamina B. En su contenido también existe, en menores proporciones, otras vitaminas y minerales como el calcio, el hierro o el cromo, importantes para frenar y nutrir el cabello.

¿Cómo uso la levadura de cerveza para parar la caída del cabello?

Es muy fácil de tomarlo, de hecho, existen diversas maneras de hacerlo y estas opciones son muy efectivas. Tienes la opción de incorporarla a tu dieta diaria o aplicarla directamente sobre tu cuero cabelludo.

Detén la caída del cabello con este método

En los supermercados encontrarás distintas presentaciones de la levadura de cerveza, puede ser en copos o en polvo. Es aconsejable consumir 1 o 2 cucharadas de levadura de cerveza por día y añadiéndolas en tus comidas. Es decir, puedes añadirlas dentro de tu yogur favorito, mezclándolo en tus cereales, o combinándola con tus frutas.

Otra opción viable es diluirlo en leche o agua, si ya estás acostumbrado a poner cereales en tus ensaladas también puedes probar esta manera. Puedes intentarlo mezclándola en jugos, batidos o licuados.

Si no te agrada la idea de la levadura en polvo o en copos, entonces búscala en comprimidos o pastillas, para esta forma se aconseja tomar 1 pastilla luego del desayuno. ¡De cualquiera de estas formas te funcionará!

Más Noticias