Menu
Secreto de Adamari López para no tener arrugas en el cuello
Belleza

Secreto de Adamari López para no tener arrugas en el cuello

Adamari López ha revelado en su canal de Youtube cuál es su rutina de belleza para antes de ir a la cama y que le ha garantizado tener el cuello y la línea del escote como si tuviera 20 años.

Imagen de MUI

por Redacción mui

Adamari López es una de las figuras públicas de la farándula mexicana que más sorprende, porque como ella misma admite, muchas veces las personas no creen que pueda tener 50 años, pues su piel parece mucho más joven y radiante.

En un vídeo colgado en su canal oficial de Youtube, la conductora de TV y bailarina mexicana, ha revelado paso a paso todos sus secretos de belleza para antes de ir a la cama, y que le han permitido lucir un cuello sin casi arrugas a sus 50 años.

Lo primero que hace Adamari López es desmaquillarse completamente y lavar su cara, ya que asegura que le gusta tener la piel limpia y libre de químicos nocivos que puedan obstruir sus poros o deshidratar por completo su piel.

Una vez teniendo el rostro impecable, la ex de Luis Fonsi procede a exfoliar sus labios.  Usa un producto especial para ello, pero recalca que puedes hacerlo con azúcar morena y agua y frotar suavemente con la yema de los dedos.  Ella lo hace con un cepillo eléctrico con movimientos.  Luego, y sin falta, aplica un bálsamo protector labial.

El siguiente paso es la aplicación en todo su rostro, cuello y escote de un tónico facial.  Es muy importante saber que Adamari López no usa algodón, sino que lo coloca en sus manos y luego gentilmente va presionando contra la piel, sin estirar o regar para nada.  Lo mismo hace con un sérum vitamínico y un aceite hidratante.

Por último aplica su crema hidratante de noche con la misma técnica de las manos contra la piel y, por supuesto, el infaltable hidratante de contorno de ojos, el cual aplica con suaves toques.

Y como un comodín, Adamari López saca del refrigerador un rodillo de jade y empieza a dar suaves masaje alrededor de sus ojos con la piedra más pequeña, y luego con la más grande, y siempre hacia arriba, finaliza en el resto del rostro, comenzando desde el cuello hacia arriba.

Activa las notificaciones y sé el primero en enterarte de todo

Temas

Comentarios