Secretos para lograr unos pies bellos y sanos

Anota estos datos para exfoliarlos y retirar fácilmente sus impurezas.

Los pies son una carta de presentación, tenerlos limpios y cuidados dan apariencia de higiene y femineidad. Exfoliarlos con miel y azúcar colabora con evitar lo áspero que suelen estar si usamos muchos tacones o sandalias. Pero este no es el único secreto ¡te contamos más!  

Tu carta de presentación

Para descansar y consentir tus pies sumérgelos en agua tibia y un toque de vinagre blanco. Remójalos durante 15 minutos, esto permitirá ablandar las impurezas y exfoliar la piel.

Utiliza la piedra pómez

Con una piedra pómez -una esponja natural- exfolia la planta del pie y hazle masajes. Esta piedra es de cuidado porque si no la usas con precaución suele ocasionar heridas. Si usas vaselina después de limpiar tus pies y lo sellas con plástico se abrirán los poros y asimilará mejor la crema nutritiva.  

No al mal olor!

La sudoración excesiva en los pies es un problema porque además de generar irritaciones en los pies causa un olor desagradable, este se produce por las bacterias circundantes en el cuerpo, en la ropa, zapatos o en el pelo que provocan fermentación y toxinas que son las que realmente huelen mal.

Más noticias de BELLEZA