Sin formol: consigue un alisado casero, natural y seguro para lucir tu cabello Sin formol: consigue un alisado casero, natural y seguro para lucir tu cabello

Sin formol: consigue un alisado casero, natural y seguro para lucir tu cabello

Existen diferentes productos y procedimientos que permiten alisar el cabello a la perfección; sin embargo, algunos lo dañan severamente, como el formol. Hoy te enseñamos cómo realizar un alisado perfecto y natural para que luzcas tu cabello al máximo.

Ir a la peluquería y pedir un alisado significará salir del salón de belleza y tener nuestro pelo planchado, brillante y suave. Sin embargo, hay ciertos productos que lastiman el cabello, entre ellos, el formol.

Por ello, muchas mujeres utilizan solo la plancha con calor para alisarse el pelo en casa. Lamentablemente, no todas lo hacen correctamente y por ello, a continuación te mostramos los pasos necesarios para que el proceso sea seguro y con óptimos resultados.

Pasos a seguir para un alisado perfecto con plancha con calor.

Lavado:

Para obtener un buen alisado, es necesario tener el pelo limpio ya que se domina completamente la cutícula. Es importante no poner exceso de shampoo en medios y largos. Se aconseja utilizar productos que le aporten peso, como los shampoo y acondicionadores que contengan germen de trigo.

Uso de un producto termoprotector:

Con este insumo, evitarás que tu cabello reciba el calor de una manera menos agresiva. Además, el mismo ayuda con el alisado y así, no pasar tantas veces la plancha con calor en cada mecha. Para aplicarlo correctamente, hay que dividir el pelo en mechones de no más de tres dedos de ancho, comenzar por detrás, y siempre colocarlo en medios y largos; realizar pequeños masajes, peinarlo y luego, aplicar el secador.

Consigue un perfecto alisado con la plancha con calor.

Secado: 

Recuerda pasar la plancha con calor con el pelo totalmente seco. Realiza este procedimiento siempre con la boquilla del aparato en dirección de los pies de la persona.

Planchado:

Una vez que se ha extraído totalmente la humedad del pelo, se puede comenzar el trabajo con la plancha. Lo ideal es deslizar la plancha lentamente, dejándola no más de tres o cuatro segundos en cada lugar. Asimismo, el cabello debe tomarse a medio centímetro desde la raíz y se recomienda pasar la plancha sólo dos veces por cada mechón siempre con un movimiento vertical. Se recomienda trabajar con una temperatura de entre 125 y 150 grados, si se trata de pelo fino o delicado; entre 180 y 190 si es normal, y entre 210 y 220 si es muy grueso.

Periodicidad: 

No es aconsejable utilizar el aparato más de dos o tres veces por semana; es importante dejar descansar el pelo.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias