Tip de belleza: despídete de las horribles ojeras usando solo manteca de cacao Tip de belleza: despídete de las horribles ojeras usando solo manteca de cacao

Tip de belleza: despídete de las horribles ojeras usando solo manteca de cacao

Muchas veces los cosméticos que tenemos en casa sirven más de lo que pensamos. ¿Sabías que la manteca de cacao no solo hidrata tus labios? Conoce los beneficios que implica utilizarlos en el contorno de los ojos ¡y dile adiós a las ojeras!

Los labios y los ojos son las áreas más emblemáticas y llamativas de tu cara, y por ende, más expuestas a los cambios del clima y otros factores externos que afectan tu delicada piel.

Una gran y económica solución es la manteca de cacao, utilizada comunmente para los labios, pero que también sorprende con sus beneficios en el contorno de los ojos. De esta manera, hidrata, protege y repara, eliminando las horribles ojeras.

Beneficios de usar manteca de cacao en el contorno de los ojos.

La manteca de cacao se obtiene al separar la grasa de la masa durante el proceso de elaboración del chocolate. Esta manteca vegetal es empleada con fines cosméticos gracias a la cantidad de nutrientes, compuestos grasos, minerales y vitaminas que posee.

En el caso del contorno de ojos, controla y previene los signos de envejecimiento porque los antioxidantes y las vitaminas A y E que la componen renuevan la piel desde dentro. Por ello es una excelente aliada contra las arrugas debido a que atenúa su apariencia. Asimismo, reduce los edemas en la cuenca de tus ojos gracias a su acción antiinflamatoria, y su efecto pro-colágeno aporta elasticidad y suavidad a esta parte tan sensible de tu rostro.

Cómo aplicar la manteca de cacao para eliminar las ojeras.

Ahora, ¿cómo aplicar la manteca de cacao para el contorno de ojos?

Ingredientes:

Procedimiento:

  1. Una vez que tengas todos los materiales, coloca en el bol de vidrio la manteca y el aceite, y derrite utilizando un "baño de maría".
  2. Mezcla muy bien para que quede totalmente homogénea.
  3. Retira del calor y continúa revolviendo hasta que enfríe y se torne cremosa.
  4. Una vez que tu bálsamo esté listo, reserva en el recipiente con tapa, en un lugar fresco y seco alejado de la luz y el calor.
  5. Modo de aplicación: impregna 2 bolitas de algodón (una para cada ojo) con tu bálsamo natural de manteca de cacao y aplícalo en el contorno del ojo de dentro hacia afuera, tanto en la parte superior como inferior. Evita el contacto con el lagrimal o con el interior de tu ojo. Repite esta acción al menos 3 veces a la semana.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias