Bienestar

5 ejercicios de aquagym para ponerte en forma dentro de la piscina

Si quieres tener brazos y piernas de acero, te aconsejamos practicar aquagym. Se trata de una variante del aerobic, a realizarse dentro de una piscina. Te mostramos 5 ejercicios básicos para que comiences a adaptar tu cuerpo al agua.

5 ejercicios de aquagym para ponerte en forma dentro de la piscina
5 ejercicios de aquagym para ponerte en forma dentro de la piscina

La piscina parece ser solo un lugar de descanso; sin embargo, también es un perfecto escenario para quemar grasa y perder algo de peso. En este sentido, la densidad del agua es fundamental para la resistencia del cuerpo. A continuación, te compartimos 5 ejercicios de aquagym para comenzar una rutina diaria.

5 ejercicios de aquagym para lograr piernas y brazos de acero.

1. Piernas al pecho: el ejercicio consiste en realizar una carrera en el lugar, llevando las rodillas al pecho de forma alternada lo más rápido posible, lo cual puedes realizar por unos 30 segundos de forma continua antes de pasar al segundo movimiento. Esto sirve a modo de calentamiento para los ejercicios que siguen a continuación.

2. Trote acuático: mientras que fuera del agua necesitas al menos 40 minutos de movimiento para empezar a quemar calorías, en el agua son suficientes 15 para hacerlo, pero  continuos, permanentes, sin intervalos.

3. Tijera: para este ejercicio, es necesario tener un rollo de espuma, de esos largos de colores hechos de goma EVA o polietileno, conocidos popularmente como "flota-flota". Consiste en adoptar la posición de tijera, con una pierna a cada lado del rollo, y mover los pies de atrás y hacia adelante. Luego, lo mismo hacia los lados. Se puede en la parte media de la piscina, donde se ejercitan solo las piernas, o en la parte honda, donde también se tiene que buscar el equilibrio con las manos.

Practica aquagym y fortalece tu cuerpo en la piscina.

4. Bicicleta subacuática: se necesita un rollo de polietileno para poder flotar. Es un ejercicio sencillo, para el cual deberás ubicarte en la parte honda de la piscina. Pon el rollo de espuma o flota-flota entre las piernas como si fuera un caballo y, montado sobre él, comienza a hacer un movimiento de piernas como si fuéramos en bicicleta. Puedes añadir una brazada, complemento muy bueno junto a lo que haces con las piernas. Recuerda ser constante con el desplazamiento.

5. El lazo de agua: nuevamente, necesitarás una espuma para flotar. La propuesta es imitar el ejercicio de saltar el lazo o soga que utilizan mucho los boxeadores en sus entrenamientos. Se trata de pasar el rollo por debajo de las piernas mientras éstas se elevan simultáneamente en un salto, o bien flexionadas hacia atrás o bien llevando las rodillas al pecho.

Maria Laura Lago

Locutora Integral de Radio y Televisión egresada en el Instituto Eter. Estudiante de la Tecnicatura en Periodismo Digital en la Universidad Nacional de Mar del Plata. Community Manager. Docente en Nivel Secundario.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias