Bienestar

6 ejercicios de yoga para conseguir equilibrio mental y emocional

El yoga no solo puede tonificar tu cuerpo, sino también mejorar tu concentración y relajar la mente. Si tuviste un mal día, nada mejor que practicar esta actividad para dejar de lado los pensamientos negativos y equilibrar tus emociones.

6 ejercicios de yoga para conseguir equilibrio mental y emocional
6 ejercicios de yoga para conseguir equilibrio mental y emocional

La práctica de yoga aumenta nuestros niveles de conciencia y, por ende, nos ayuda a prestar mayor atención a nuestros pensamientos y emociones; lo mismo pasa con la alimentación, la salud física o la calidad de nuestras relaciones.

Practica estos 6 ejercicios de yoga para equilibrar tu mente.

Uno de los principios que guía el comportamiento en el yoga es el saucha, comparado con un 'detox mental'; es decir, una alerta que se activa cuando nos dejamos llevar por pensamientos negativos, los cuales roban energía.

Si queremos desintoxicarnos, física y mentalmente, la respiración es esencial. Respirar bien es una garantía de salud y vitalidad para el cuerpo, ayuda a liberar tensiones y otorga claridad mental. 

Entonces, la práctica de yoga combinada con una respiración consciente estimula la producción de endorfinas (analgésicos naturales), lo que logra disminuir la actividad de nuestras ondas cerebrales. Pensamos menos y obtenemos un estado de mayor paz interior.

Desde cuerpomente.com, compartieron una serie de posturas de yoga (o también llamadas 'asanas'), que son esenciales para conseguir un equilibrio mental-emocional. Recuerda practicarlas todas las semanas, solo te llevarán un momento y obtendrás grandes resultados.

6 posturas para lograr equilibrio mental y emocional

A.

  1. Ante todo, mantén el equilibrio
  2. Desde la postura de pie, flexiona la rodilla izquierda y traspasa el peso de tu cuerpo hacia esta pierna.
  3. Levanta la pierna derecha y llévala sobre la izquierda (una rodilla debería quedar sobre la otra). Intenta enroscar ambas piernas girando el frente del pie derecho alrededor de la pantorrilla izquierda.
  4. Alarga el abdomen y estira los costados del tronco al tiempo que diriges el coxis hacia el suelo.
  5. Inhala y extiende los brazos hacia delante, flexiona ambos codos hasta que queden paralelos y a la altura de tus hombros.
  6. Cruza el brazo izquierdo sobre el derecho y luego entrelaza los antebrazos de manera que las palmas queden enfrentadas y unidas. Levanta los codos a la altura de los hombros y relaja los hombros.
  7. Mantén unas seis respiraciones y repite a continuación con la otra pierna.
Posturas para lograr un equilibrio mente-emoción.

B.

  1. Enfoca bien tu mente
  2. Intenta realizar esta postura y, si te tambaleas, no te desanimes… ¡Repítela con perseverancia y calma!
  3. Túmbate en el suelo y coloca el cuerpo en una línea con las manos por debajo de tus hombros y activa abdomen y piernas.
  4. Inhala elevando la pelvis, estira los brazos y alarga el tronco y las piernas de manera que dibujes una V invertida con tu cuerpo.
  5. Libera la tensión del cuello y los hombros y dirige el mentón hacia el pecho.
  6. Coge el talón del pie izquierdo con la mano derecha manteniendo la postura estable y las piernas estiradas.
  7. Gira el tronco hacia la izquierda y relaja el cuello llevando la mirada por debajo de la axila de ese lado.
  8. Tras cinco o seis repeticiones, repite hacia el otro lado.
El yoga permite equilibrar el cuerpo y la mente.

C.

  1. Proyecta hacia tu corazón
  2. Esta postura libera emociones acompañada de una respiración profunda y rítmica.
  3. Comienza con los pies juntos y da un gran paso atrás con la pierna izquierda.
  4. Coloca los pies paralelos y lleva las manos al centro del pecho en la postura de oración.
  5. Ahora, dirige los dedos del pie izquierdo hacia fuera. Lentamente, baja las caderas flexionando la pierna izquierda, separa el pie derecho del suelo y activa los dedos hacia la tibia.
  6. Inhala y presiona con el hombro izquierdo la rodilla del mismo lado y, al exhalar, empuja hacia atrás para girar el tronco. El pecho debe quedar proyectado hacia arriba.
  7. Mantén esta suave torsión durante seis u ocho respiraciones.
  8. Poco a poco, estira las piernas y vuelve a la posición inicial. Repite con la pierna contraria.
6 asanas para un equilibrio mental-emocional.

D.

  1. Serena tu mente agitada
  2. Las torsiones tienen un potente efecto detox físico y también nos ayudan a neutralizar la mente, descargándola de pensamientos y de agitación. Aprovecha esta postura y serénate por dentro.
  3. Colócate de cuclillas con los pies hacia fuera y abiertos como al ancho de tus caderas.
  4. Lleva las manos al centro del pecho y empuja con los codos hacia fuera hasta que detectes una ligera apertura en tus caderas. Desde aquí, lleva la mano derecha al suelo con el brazo estirado rodeando la pierna derecha.
  5. Inhala y eleva el brazo izquierdo por encima de tu cabeza girando el tronco hacia ese mismo lado.
  6. Dirige la mirada arriba y siente cómo se separa el espacio entre tus clavículas y se juntan los omóplatos.
  7. Quédate las respiraciones que necesites y después haz lo mismo hacia el otro lado.
El yoga no solo es una actividad física, sino también mental.

E.

  1. Gira y ¡cambia la perspectiva!
  2. Sentada como en la imagen, inhala alargando la columna y activa el abdomen.
  3. Lleva la mano derecha al suelo, tras tu espalda y, exhalando, gira el tronco a la derecha.
  4. Inhala y estira el brazo izquierdo hacia arriba y en diagonal separándolo de la cabeza.
  5. Exhala, coloca el codo por fuera de la rodilla derecha y haz una suave palanca para aumentar un poco la torsión.
  6. Mira por encima del hombro derecho hacia atrás y respira de forma lenta y consciente aumentando un poco el giro en cada exhalación.
  7. Mantén seis respiraciones profundas y repite hacia el lado izquierdo.
Paso a paso para practicar yoga en casa.

F.

  1. Respeta el descanso sagrado
  2. Permitirnos espacios de descanso durante el día es vital para recargarse de energía y renovar la mente. Muy a menudo relacionamos el descansar con "no hacer nada", aunque, muy al contrario, es de las cosas más productivas para tu propio bienestar que puedes hacer.
  3. De rodillas en el suelo y con el peso del cuerpo sobre los talones, coloca un bólster de yoga, un cojín grande o una manta gruesa enrollada delante de ti.
  4. Recuéstate sobre el bólster de manera que puedas descansar el peso del tronco y la cabeza sobre él.
  5. Deja caer los brazos a los lados, relajados, abrazando el bólster.
  6. Permanece en esta posición fetal con apoyo durante todo el tiempo que necesites, con los ojos cerrados y sintonizando con una respiración tranquila y serena.
Conoce el yoga y su capacidad para equilibrar la mente y el cuerpo.

Maria Laura Lago

Locutora Integral de Radio y Televisión egresada en el Instituto Eter. Estudiante de la Tecnicatura en Periodismo Digital en la Universidad Nacional de Mar del Plata. Community Manager. Docente en Nivel Secundario.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias