Bienestar

Alerta: Mira cómo las dietas detox "destrozan" tus riñones

Las dietas detox parecen la mejor opción para adelgazar fácil y rápido. Sin embargo, hay muchos peligros desconocidos (y silenciosos) que ocurren cuando practicas este tipo de alimentación. Los riñones, por ejemplo, son algunas de las víctimas.

Alerta: Mira cómo las dietas detox "destrozan" tus riñones
Alerta: Mira cómo las dietas detox "destrozan" tus riñones

Las dietas detox son una de las tantas dietas milagro que proliferan en internet. Las mismas argumentan que continuamente introducimos toxinas en nuestro cuerpo; por ello, hay que desintoxicarlo de vez en cuando. Sin embargo, provocan muchos daños desconocidos en la salud.

Los riñones son severamente afectados por las dietas detox.

Las dietas detox suelen ser recomendadas para compensar periodos de excesos alimentarios, como las fiestas navideñas. Pueden variar desde ayunos absolutos a ingesta exclusiva de batidos o zumos de verduras durante unos días. También es habitual recomendar el uso de diuréticos, laxantes o alimentos con propiedades “limpiadoras”.

Además de desintoxicar nuestro cuerpo, las detox prometen pérdida de peso y una amplia variedad de efectos saludables, como reducir la inflamación y mejorar el sueño, la piel o el pelo. Lamentablemente, no es así y hay más consecuencias detrás de esta práctica.

Según una revisión de 2015, no existen investigaciones clínicas rigurosas sobre estas dietas. Los pocos estudios realizados presentan limitaciones metodológicas importantes que impiden obtener conclusiones sobre los efectos reales.

Otra revisión más reciente concluye que las dietas detoxificantes o a base de zumos tienden a funcionar porque provocan ingestas muy hipocalóricas durante periodos de tiempo cortos. Sin embargo, es habitual volver a ganar peso una vez que se retoma la dieta normal.

En 2015 la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) emitió un informe sobre riesgos emergentes en materia de seguridad alimentaria. Entre ellos, se valoró las consecuencias del aumento de la ingesta de batidos de verduras crudas, que habitualmente se consumen cocinadas. Esto puede suponer un riesgo por mayor contenido de ácido oxálico.

Este exceso de ácido oxálico podría aumentar la formación de piedras en riñones y uretra. Además, puede provocar pérdida de minerales en los alimentos y, por tanto, deficiencia en la ingesta de calcio y hierro. El aumento de la ingesta de nitratos por el consumo muy alto de hojas verdes y la contaminación microbiana son riesgos adicionales.

Si necesitamos cambiar nuestra alimentación por motivos de salud, acudamos a un nutricionista-dietista. Ellos evaluarán correctamente nuestra salud y, por ende, recomendarán las estrategias más apropiadas para mejorar.

Maria Laura Lago

Locutora Integral de Radio y Televisión egresada en el Instituto Eter. Estudiante de la Tecnicatura en Periodismo Digital en la Universidad Nacional de Mar del Plata. Community Manager. Docente en Nivel Secundario.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias