Bienestar

Alimentación intuitiva: Mira los 10 principios de esta "no dieta"

Ahora la moda es no hacer dieta, sino llevar adelante una "alimentación intuitiva". Este proceso es tendencia en redes sociales, con el objetivo de recuperar la comunicación con el propio cuerpo. A continuación, te compartimos los 10 principios básicos de esta práctica.

Alimentación intuitiva: Mira los 10 principios de esta "no dieta"
Alimentación intuitiva: Mira los 10 principios de esta "no dieta"

La alimentación intuitiva no es sinónimo de hacer lo que queramos. Al contrario: se trata de recuperar la comunicación con tu cuerpo, para captar sus necesidades reales. De esta forma, evitarás que tus hábitos alimentarios estén condicionados por la costumbre, el entorno o la publicidad.

Descubre la alimentación intuitiva, una práctica que rechaza las dietas.

Comer de forma intuitiva es algo que hacemos desde que nacemos, pero que a menudo olvidamos a lo largo de la vida. Los bebés y los niños pequeños comen cuando tienen hambre y dejan de comer cuando están llenos. Aunque suene muy simple, es más complicado para los adultos.

Cuando somos adultos y buscamos ayuda para mejorar la alimentación, nos encontramos a menudo con dietas basadas en prohibiciones, abstinencias y cálculos matemáticos, lo que continúa alejándonos de las señales de nuestro propio cuerpo. Por ello, la mayoría de las mismas fracasan o tienen altas tasas de recaída; incluso, a largo plazo, conducen a más peso o trastornos alimentarios.

Una dieta intuitiva, en cambio, se basa en la suposición de que el cuerpo "sabe" cuál es la cantidad correcta y el alimento idóneo para él. Si escuchas a tu cuerpo e interpretas las señales del hambre correctamente, automáticamente te alimentarás de manera más saludable.

Los 10 principios básicos de una alimentación intuitiva

Reaprender a comer de forma intuitiva es un proceso. El objetivo es eliminar los prejuicios que están condicionando nuestra alimentación para observar cuál es la respuesta de nuestro cuerpo a cada alimento. 

1. Rechaza las dietas: las dietas para bajar de peso abundan. Sin embargo, suponer que ignorar las necesidades de tu cuerpo de una manera lo suficientemente disciplinada, se verá recompensado, es incorrecta. Para comer de manera saludable, es importante volver a escuchar con atención qué alimentos, y asociados con ellos, qué nutrientes anhela tu cuerpo.

2. Respeta tu propia hambre: comer solo ensalada todo el día mientras sueñas con otros platos y luego, por la noche, cuando estés muerta de hambre atiborrarte con patatas fritas o chocolate, no es bueno para tu figura ni para tu salud física y mental. Tu cuerpo necesita la confianza de que puede tener acceso suficiente a una buena alimentación en todo momento.

3. Haz las paces con "alimentos malos": desear sobre todo lo que te dicen que no te conviene es lógico, es un fenómeno psicológico. Cuanto más te prohíbes comer pizza, helado de chocolate y refrescos, más pensarás en ello. Surgen y se establecen deseos que podrían no existir sin prohibiciones. Dales una oportunidad y comprobarás que no deseas comer helado de chocolate por la mañana, a mediodía y por la noche.

4. Desafía al crítico interior: un personaje dentro de ti dice cosas aprendidas como "no más hidratos de carbono después de las 6 de la tarde" o "aderezar la ensalada engorda". No lo escuches. El estrés negativo que te genera conduce, en la mayoría de los casos, directamente a una espiral de hambre y provoca lo contrario de lo que realmente se quería lograr.

5. Siente la sensación de saciedad: hay un punto de equilibrio que se encuentra en algún lugar entre el apetito voraz y la plenitud completa. El objetivo es que el péndulo que va de un lado a otro describa un recorrido corto, de un apetito que no te resulta acuciante a una plenitud agradable, lejos de la sensación de hinchazón o hartazgo. Para conseguirlo, permanece atento a la sensación de hambre y come un poco, lo suficiente para que te sientas satisfecha. 

6. Experimenta momentos de placer: una comida que realmente deseas, que se celebra y disfruta con cada bocado, será más satisfactoria que una comida que te obligues a comer, por muy sana que te digan que es. Para disfrutar realmente de la comida, tómate tu tiempo, no te distraigas y siente cada bocado.

7. Separa los sentimientos de la comida: comer por aburrimiento, soledad, tristeza o frustración no es infrecuente. Se trata de hambre emocional, porque los alimentos son capaces de producir sensaciones parecidas al afecto. El azúcar, por ejemplo, hace que se libere dopamina, lo que te hace feliz a corto plazo. Distinguir entre el hambre emocional y la auténtica hambre fisiológica es unas de las claves de la alimentación intuitiva.

8. Aprecia tu cuerpo: las dietas a menudo están directamente relacionadas con juicios despectivos sobre el aspecto exterior al comprarlo con ideales de belleza. Todos somos diferentes y eso es bueno. Reconocer tu realidad y estar orgullo de ella, es un paso necesario para conectar con tu intuición. 

9. Muévete y siéntete bien: el deporte y el ejercicio son parte de una dieta saludable. Lo más importante es que sea divertido, que te motive. Encuentra el deporte que te haga sentir bien, comienza lentamente y aumenta gradualmente el ritmo.

10. Valora tu salud: los conocimientos en nutrición te van a decir en qué alimentos se encuentran los nutrientes que necesitas y qué alimentos son problemáticos. A partir de ese conocimiento general, tu intuición tendrá un amplio margen para moverse. La nutrición te va a ayudar a comprender los mensajes que te envía tu cuerpo. 

Maria Laura Lago

Redactora especialista en series como The Umbrella Academy y Riverdale; y celebridades como Aidan Gallagher, Dylan y Cole Sprouse, Ari Fournier, Lili Reinhart, Barbara Palvin, Camila Mendes, KJ Apa, Clara Berry, Louis Tomlinson y Natti Natasha. Locutora Integral de Radio y Televisión egresada en 2018 del Instituto Eter de Mar del Plata, Buenos Aires, Argentina, con más de 5 años de experiencia en medios de comunicación. Actualmente estudiando la Tecnicatura en Periodismo Digital de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP). Profesora de Secundario con Oficios en las materias Sociología, Historia y Geografía, y Estado y Políticas Públicas, desde 2019.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias