Menu
Automasajes de pies: preparación y cómo hacerlo
Bienestar

Automasajes de pies: preparación y cómo hacerlo

No hay nada más relajante después de una jornada laboral intensa y completa, que un buen masaje en los pies, pero si no tienes quién te lo haga ¿qué más da? Puedes hacerte un automasaje, y verás como tu cuerpo se relaja poco a poco de la tensión del día.

Imagen de MUI

por Redacción mui

Aunque a veces suelen ser los grandes olvidados, los pies son una de las partes más importantes del cuerpo, no sólo son los responsables de sostener nuestro peso, sino que además muchas veces los sometemos a calzados incómdos que empeoran la situación.

Además, dependiendo del nivel de tensión que exista en el día, o cuánto tiempo permanecimos de pie o si caminamos mucho, los pies pueden inflamarse un poco o sentirse cansados.

Cuando estamos en esta situación no hay nada mejor que un buen masaje de pies, sin embargo, no siempre tenemos quién nos lo dé, por lo que un automasaje es la mejor solución para ello.

¿Cómo preparar mis pies para un automasaje?

  • Para un automasaje de pies, lo mejor es poner nuestros pies a remojar en agua tibia por lo menos 15 minutos antes.  El agua a esta temperatura nos ayuda a activar mejor la circulación sanguínea y también nos da una sensación de calma y alivio.
  • Una vez que haya pasado este tiempo, seca bien tus pies y aplícate un poco de aceite esencial, puede ser de lavanda, rosa de mosqueta o incluso de oliva, lo que importa es que además de hidratar, nos ayude a poder deslizar bien nuestras manos y dedos por toda la superficie del pie.
  • Ahora, con los dedos pulgar e índice masajea cada uno de los dedos y luego baja poco a poco hasta la planta del pie haciendo presión de arriba a abajo, notarás como tu circulación se retrae y luego fluye.
  • Termina aplicando presión también en los costados del pie y dando suaves movimientos emvolventes en el área del tobillo.

Activa las notificaciones y sé el primero en enterarte de todo

Temas

  • Pies

Comentarios