Bienestar

Estas son las consecuencias de tomar orina en casos de emergencia

Si estás pérdido en medio del bosque y tienes mucha sed, pero te quedaste sin agua, no pienses ni un poco en beber tu propio orina. En el presente artículo, te mostraremos por qué esto es realmente peligroso para tu organismo.

Estas son las consecuencias de tomar orina en casos de emergencia
Estas son las consecuencias de tomar orina en casos de emergencia

Imagina que durante una expedición al aire libre, pierdes el rastro de tus compañeros y quedas varado sin saber en qué punto geográfico estás. Te sientes solo, desorientado, encima tienes poca agua y tu cabeza hierve de los rayos del sol. ¿Qué hacer en estos casos? Según los programas de supervivencia de la televisión, hay que beber la propia orina para hidratarse.

Mira las consecuencias de tomar tu propia orina "para hidratarte".

¿Es seguro beber la orina?

A pesar de que algunas personas afirmen que en casos extremos beber nuestra propia orina puede hidratarnos, lo cierto es que aquella aseveración es falsa. Beber tu orina es pésimo: no sólo no ayuda a hidratarte, sino que produce el efecto contrario deshidratándote más rápido.

La orina es el "vehículo" que permite la eliminación de los residuos líquidos y solubles de tu cuerpo. Aunque es mayoritariamente agua (casi un 95%), contiene sales disueltas, minerales y residuos de toxinas provenientes del hígado. Mientras más deshidratado estés, mayor será la concentración de aquellos contaminantes en tu orina.

En una situación de supervivencia, lo más probable es que estés muy deshidratado con tu orina muy concentrada y de un color muy amarillo. Si la bebes, lo que harás es volver a poner en circulación en tu cuerpo todos esos contaminantes que a tu hígado tanto le costó eliminar y, eventualmente, podría provocar que alcances niveles tóxicos para tu organismo.

A pesar de todo, es posible beber orina sin padecer efectos nocivos. Por ejemplo, una persona sana y muy bien hidratada (orina clara, casi transparente) puede llegar a beber perfectamente un par de tacitas de su propia orina, ya que sin ser completamente estéril de microorganismos, no contiene elementos o microbios nocivos que pueden enfermarte de inmediato, como los que se encuentran en agua contaminada con heces.

¿Se puede potabilizar la orina utilizando un filtro de agua?

La respuesta es no. Las sales disueltas, iones y moléculas presentes en la orina son demasiado pequeños para filtros e incluso para purificadores, por lo que no se pueden eliminar.  Otras formas de tratamiento, como la luz UV o tratamientos químicos sólo matan microbios sin poder hacer nada para eliminar contaminantes de tamaño molecular.

Los filtros son perfectos para eliminar residuos orgánicos y microorganismos como bacterias protozoos e, incluso algunos modelos, virus. Sin embargo, no pueden purificar la orina concentrada y hacerla bebible.

La única manera de beber orina de forma segura en una situación de supervivencia y deshidratación, es eliminando los contaminantes disueltos en ella, o al menos llevarlos a niveles insignificantes. Para ello, hay dos maneras de hacerlo:

Conclusión: recomendamos que no bebas tu orina en casos de emergencia ya que puede ser perjudicial para tu salud. 

Maria Laura Lago

Locutora Integral de Radio y Televisión egresada en el Instituto Eter. Estudiante de la Tecnicatura en Periodismo Digital en la Universidad Nacional de Mar del Plata. Community Manager. Docente en Nivel Secundario.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias