Bienestar

Mira cómo las cochinillas le dan color a casi todo lo que comes

Aunque no lo creas, estás consumiendo más insectos de lo que crees en varios platillos diarios. Por ejemplo, las cochinillas, causantes del color en distintas comidas de tu dieta. A continuación, te damos todos los detalles.

Mira cómo las cochinillas le dan color a casi todo lo que comes
Mira cómo las cochinillas le dan color a casi todo lo que comes

Muchos consideran que comer insectos es repugnante. Sin embargo, nadie se reparó que, probablemente, ya haya comido (sin darse cuenta) a estos pequeños individuos invertebrados. Las cochinillas son un ejemplo de ello.

Las cochinillas le dan color a lo que comes.

Las cochinillas conforman uno de los colorantes más usados en la industria alimenticia. A partir de él, surge el colorante carmín, es decir, que le da a los alimentos una tonalidad rojiza.

Este insecto es originario de América Latina y vive en los cactus. Actualmente, se los cría principalmente en Perú, donde se cosechan millones de cochinillas para producir carmín.

Se lo añade a casi todo: desde al yogurt hasta los helados, pasando por las tartas de fruta, las bebidas sin alcohol, las madalenas y las donuts. También se usa ampliamente en la industria cosmética, como, por ejemplo, en muchos lápiz de labios.

Por fuera el insecto es blanco, pero dentro tiene ácido carmínico, de color rojo. Los insectos, que miden unos 5 milímetros, se recogen de las hojas de los nopales. Juntan más a las hembras (que no tienen alas), que a los machos.

El carmín se usa tanto porque es un aditivo estable, de larga duración, cuyo color no se ve afectado por el calor o la luz. Los que eligen carmín como aditivo para sus productos señalan que es un producto natural descubierto y utilizado por las cultura maya y azteca, hace más de 500 años.

Los defensores del carmín creen que su uso debería estar claramente indicado en la etiqueta de los productos que lo contienen, ya que en muchos casos no es así. Si buscas la palabra carmín en un producto que lleva este aditivo, lo más probable es que no la veas en la lista de ingredientes.

Alternativas de colorantes, en vez de usar cochinillas

La betanina, de la remolacha, también puede usarse para darle color a los alimentos. El problema es que la tintura se degrada con la exposición a la luz.

Otros colorantes naturales para alimentos incluyen extractos de frutas del bosque. Sin embargo, ninguno perdura tanto y es fácil de usar como el carmín. Por esta razón solo se utiliza en alimento de rápido vencimiento o en productos congelados.

Maria Laura Lago

Locutora Integral de Radio y Televisión egresada en el Instituto Eter. Estudiante de la Tecnicatura en Periodismo Digital en la Universidad Nacional de Mar del Plata. Community Manager. Docente en Nivel Secundario.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias