Bienestar

Mira las razones por las que no deberías comer galletitas a diario

Aunque son una elección rápida y sencilla para el desayuno o la merienda, las galletitas no son la opción más saludable y nutritiva para que reciba el organismo. A continuación, te contaremos las razones por las que debes evitarlas a diario.

Mira las razones por las que no deberías comer galletitas a diario
Mira las razones por las que no deberías comer galletitas a diario

Las galletitas son la predilección de muchas personas, sobre todo los niños. Las hay de diversas formas y sabores, como chocolate o vainilla. Sin embargo, ¿sabías que hay otras opciones más nutritivas para la hora del desayuno?

Descubre por qué no debes comer galletitas a diario.



Las galletitas se encuentran dentro del grupo de alimentos superfluos; tienen mucho azúcar y grasas y bastante sal. Por ejemplo, cuatro galletas aportan unas 100 kcal. Parece poco, en prinicipio se asemeja al aporte calórico de un plátano grande (102 Kcal) o una manzana generosa (104 kcal).

Aún así, mientras que estas frutas regalan al organismo vitaminas, minerales y fibra en importantes cantidades, las galletas son el camimo directo a la obesidad, patologías cardiovasculares y una salud dental cuestionable. Detrás de esas aparentemente inofensivas 100 calorías, hay un 27% de azúcares y un 19% de grasas, de las cuales, el 10% son saturadas. 

La gran pregunta es: ¿hay que eliminar las galletitas para siempre de nuestras vidas? No, pero si hay que tener en cuenta que no son productos propios de una dieta saludable y equilibrada. Puedes comer algunas, por supuesto, pero no a diario.

Con las galletitas se sobrepasan los niveles de azúcar que se deben ingerir diario y más en un niño. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cantidad promedio que deben consumir los niños es de 25 gramos diarios (basada en una dieta de 1.750 calorías), es decir, cinco cucharaditas de azúcar aproximadamente. 

Incluso muchos pediatras hacen referencia a que el consumo frecuente de leche y galletas antes de dormir, genera problemas de digestión, ya que los últimos alimentos que se comen son difíciles de digerir. Además, el exceso de lácteos y azúcar puede derivar en mucosidad nasal, irritación de garganta, tos, rinitis o alergias.

Opciones como medio sandwich de ensalada de pollo o atún, unas quesadillas o burritos, es decir, alimentos ricos en próteína, son mejores que unos paquetes de galletitas con pura azúcar y grasa.

Maria Laura Lago

Locutora Integral de Radio y Televisión egresada en el Instituto Eter. Estudiante de la Tecnicatura en Periodismo Digital en la Universidad Nacional de Mar del Plata. Community Manager. Docente en Nivel Secundario.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias