Bienestar

Practicar Yoga Nidra es la opción más elegida para un perfecto descanso

Si sufres de problemas para dormir, el Yoga Nidra es tu nuevo aliado para conciliar el sueño por la noche. En el siguiente artículo, te mostraremos los beneficios que otorga esta práctica y cómo llevarla a cabo.

Practicar Yoga Nidra es la opción más elegida para un perfecto descanso
Practicar Yoga Nidra es la opción más elegida para un perfecto descanso

El Yoga Nidra es la nueva meditación de moda, definida como “el yoga del sueño consciente”. Se trata de una práctica ideal para los que sufren de insomnio, estrés y ansiedad.

El Yoga Nidra es ideal para personas con insomnio, estrés y ansiedad.

El Yoga Nidra es un un tipo específico de yoga que promueve el descanso y la relajación gracias a una meditación guiada. Su objetivo es crear un estado de conciencia entre la vigilia y el sueño.

No implica posturas ni movimientos físicos, sino que se basa en la respiración profunda para calmar la mente y relajar el cuerpo. La neurociencia destaca su capacidad para fortalecer nuestro cerebro e inducirnos en una profunda relajación mental, física y emocional.

Las fases del Yoga Nidra

1. Preparación: primero, colócate en la posición de Savasana, es decir, túmbate en la WideMat y cierra los ojos; la posición de tu cuerpo debe ser simétrica. Necesitarás una manta para taparte y crear tu espacio de meditación.

2. Relajación previa: realiza tres respiraciones completas mientras repites internamente la palabra relax. Con los ojos cerrados centra tu atención en los sonidos, en el tacto, en tu respiración. La fase de relajación tiene que ser breve, pero es importante que consigas empezar la sesión de nidra con la relajación necesaria.

3. Sankalpa (resolución o afirmación positiva): la sankalpa es una afirmación positiva. Antes de iniciar la sesión de Yoga Nidra, debes decidir sobre aquello que quieres modificar o afianzar de tu personalidad. Debe ser breve, formulada en presente y en primera persona y siempre con un enunciado positivo; repítela tres veces.

4. Rotación de la consciencia: en esta fase del Yoga Nidra, repasamos mentalmente nuestro cuerpo de forma sistemática. Se trata de ser consciente de cada una de las partes que componen nuestra identidad física. Esto provoca una profunda relajación y la aparición del estado de interiorización.

5. Consciencia de la respiración: el siguiente paso es tomar consciencia de la respiración. Observaremos nuestra respiración, pero sin interferir en ella. Vamos a ver el fluir natural de nuestra respiración en el abdomen, en la garganta, la caja torácica y las fosas nasales.

6. Sensaciones opuestas: en este paso evocaremos sentimientos y sensaciones opuestas, como frío-calor, ligereza-pesadez, odio-amor, tristeza-alegría.

7. Consciencia de chidakasha: la chidakasha es la pantalla mental. Es aquello que "vemos" delante de nosotros cuando cerramos los ojos.

8. Visualización: la visualización es una de las etapas más importantes del Yoga Nidra. Dependiendo del objetivo que intentemos alcanzar, realizaremos unos ejercicios de visualización u otros. 

Las visualizaciones sirven para traer a nivel consciente samskaras (impresiones mentales) que se encuentran alojados en las capas profundas de la mente. Posteriormente, nos ayudará a eliminar estos samskaras negativos y purificar nuestra mente.

Es importante no empeñarse en visualizar algo. Hay que dejar que fluya y que se manifieste lo que tenga que ser, manteniendo el desapego de esas sensaciones. No juzgamos lo que vemos, simplemente lo observamos.

Un ejercicio de visualización frecuente en esta etapa del Yoga Nidra es recordar nuestro día, pero no en orden cronológico, sino de atrás hacia adelante. 

9. Consciencia de chidakasha: después de la visualización centraremos el foco una vez más en nuestra pantalla mental.

10. Sankalpa: antes de acabar repetiremos de nuevo tres veces nuestra sankalpa o afirmación positiva.

11. Final: para finalizar la sesión, iremos moviendo nuestro cuerpo poco a poco y finalmente, abriremos los ojos de forma muy suave.

Cómo practicar Yoga Nidra en casa

Puedes hacerlo acostada, utilizando almohadas, mantas, cualquier elemento que te ayude a relajarte y a conseguir una posición totalmente cómoda y tranquila. Recuerda buscar un lugar tranquilo, donde estés cómoda y así, te entregarás completamente a la siguiente meditación.

Maria Laura Lago

Locutora Integral de Radio y Televisión egresada en el Instituto Eter. Estudiante de la Tecnicatura en Periodismo Digital en la Universidad Nacional de Mar del Plata. Community Manager. Docente en Nivel Secundario.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias