Menu
Respiración abdominal: ¿Para qué sirve y cómo practicarla correctamente?
Bienestar

Respiración abdominal: ¿Para qué sirve y cómo practicarla correctamente?

La respiración abdominal puede ser una gran aliada para aliviar el estrés de la vida diaria y la ansiedad que puede producir. No importa dónde te encuentres o qué estés haciendo, este ejercicio es muy fácil de realizar y para ejecutarlo no requieres de otra cosa más que tu voluntad.

Imagen de Autor

por Andreina Ramos

La respiración abdominal es una práctica ampliamente ejecutada por quienes frecuentemente meditan o se ejercitan a través del yoga. Es una máxima de los maestros yoguis promoverla, en conjunto con una postura recta y la tensión del abdomen.

La respiración abdominal tiene enormes beneficios para la salud mental
La respiración abdominal tiene enormes beneficios para la salud mental

Al ser un proceso consciente, que pretende mantener la atención atenta en el viaje que realiza el oxigeno a través del cuerpo, esta respiración nos permite pausar la frecuencia respiratoria evitando la hiperventilación propia de los estados de ansiedad o estrés.

Asimismo, este ejercicio nos ayuda a respirar con más lentitud, a relajarnos y tomar consciencia de lo que hacemos por medio de la concentración, dejando de lado ciclos obsesivos que ponen en riesgo la salud mental.

Respirando de esta manera, nuestra capacidad pulmonar aumenta y se calma la mente. Por otra parte, con el movimiento constante del diafragma, los órganos abdominales reciben un masaje, se oxigena la sangre y se mejora la circulación.

La respiración abdominal es una parte fundamental del yoga
La respiración abdominal es una parte fundamental del yoga

Para obtener resultados óptimos, lo recomendable es que la respiración abdominal se realice de 3 a 5 minutos diariamente, aumentando la cantidad de minutos que se dedica a esta práctica progresivamente .

Para verificar si estamos ejecutando la respiración abdominal de forma correcta, se recomienda exhalar y colocar las manos sobre el abdomen, con los dedos entrelazados sin tensarlos. Cuando inhalemos, el abdomen al elevarse provocará una separación de las manos.

Temas

Comentarios