Menu
Yoga: 4 razones para practicar la postura del niño o Balasana
Bienestar

Yoga: 4 razones para practicar la postura del niño o Balasana

Incluir ejercicios de yoga y meditación en tu rutina diaria puede cambiarte significativamente la vida. Y si escoges las posiciones y mantras adecuados, escuchando tus necesidades, el beneficio será aún mayor. Conoce y aprende a hacer esta asana e inclúyela en tus ejercicios. 

Imagen de Autor

por Andreina Ramos

En yoga, la postura del niño o Balasana nos recuerda a un feto dentro del vientre de su madre. Es una de las mejores posturas que se utilizan para estirar los músculos de la espalda y relajar el cuerpo.

La postura del niño o Balasana te regalará el descanso que tu esplda necesita
La postura del niño o Balasana te regalará el descanso que tu espalda necesita

Recibe el nombre de Balasana o postura del niño por la paz y calma mental a la que induce,. También nos recuerda a la vida de los niños pequeños, que no tienen preocupaciones de ningún tipo.

Algunos de los beneficios de practicar la postura de Balasana son: 

  • Permite que estires los hombros y toda la musculatura de tu espalda, en especial, la zona lumbar.
  • Se usa para aliviar los dolores de cabeza, de espalda, o para relajar la mente y alejar la fatiga.
  • Elonga cadera, muslos y tobillos.
  • Mejora la circulación sanguínea.

Quienes deseen practicarla deben apoyar los glúteos sobre los talones y estirar los brazos hacia adelante, apoyando las manos sobre el suelo. Lo ideal es que se realice siempre en una superficie firme.

Practícala cada día, durante al menos 3 minutos y verás los cambios en tu mente y en tu cuerpo. Puedes usar una almohada grande o cojín para apoyarte durante esta asana, de ser necesario.

Temas

Comentarios