Celebridades

El expediente marital de Kim Kardashian: Todo sobre sus dos frustrados matrimonios

Pocos recuerdan que antes de la fastuosa boda con Kanye West, Kim Kardashian estuvo casada en dos ocasiones, uniones que terminaron en malos términos

El expediente marital de Kim Kardashian: Todo sobre sus dos frustrados matrimonios
El expediente marital de Kim Kardashian: Todo sobre sus dos frustrados matrimonios

Uno de los matrimonios más sólidos y rentables de la industria del entretenimiento estadounidense, conformado por Kim Kardashian y Kanye West, parece haber entrado en la fase final de una crisis que viene prolongándose desde comienzo de la primera.

Kim Kardashian y Kanye West ya no viven juntos

Aunque ninguna de las dos partes ha confirmado la noticia, la pareja "vive vidas separadas", explicó una fuente citada por la revista People en Español, que además señaló que Kim está volcada a sus estudios de Derecho y centrada en su faceta de empresaria, mientras Kanye está metido en sus proyectos, y ambos no son compatibles.

Aunque hay quienes se han precipitado a atribuir las causas de este divorcio al errático comportamiento del rapero, el expediente marital de Kim Kardashian, con dos matrimonios fallidos, podría arrojar algunas luces sobre las razones que dinamitaron la relación.

En el 2000, la socialité camino al altar de la mano del productor musical Damon Thomas, mucho antes de alcanzar la fama mundial con el reality Keeping up with the Kardashians y de que se diera a conocer su vídeo íntimo con Ray J.

En el 2011 Kim Kardashian contrajo matrimonio con Kris Humphries

La unión matrimonial, que duró apenas tres años, fue catalogada por la propia Kim Kardashian como un "infierno", pues en ese entonces la socialité apenas tenía 19 años edad y su pareja, 10 años mayor que ella, llegó a golpearla y maniatarla según consta en una declaración judicial publicada por el diario Daily Mail.

En el 2011, la mayor del clan Kardashian contrajo nupcias por segunda ocasión con el jugador de la NBA Kris Humphries. El matrimonio causó un gran revuelo mediático y no precisamente por la costosa inversión que realizó la familia de la novia en la fastuosa boda, cifrada en 4 millones de dólares, sino por lo corto de la unión, pues apenas duró 72 días.

Kim Kardashian no estuvo ni cerca de vivir su "felices por siempre" con Kris Humphries y literalmente 72 días después de la boda se separó del deportista, le pidió el divorcio y lo acusó de haberle sido infiel durante su relación de noviazgo.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias