Menu
La cicatriz es parte característica del actor.
Celebridades

La inquietante historia de la cicatriz en la ceja de Jason Momoa

Si algo distingue a Jason Momoa del resto de los actores que interpretan superhéroes, además de su melena y sus tatuajes, es su gran cantidad de tatuajes y su cicatriz en la ceja. La herida tiene una historia un tanto extraña y el actor no tiene reparo en contarla.

Imagen de MUI

por Redacción mui

Jason Momoa interpreta a un particular Aquaman para el Universo DC. El actor tiene una notoria cicatriz en una de sus cejas y, en lugar de cubrirla con maquillaje, ha sido usada para darle un rasgo distintivo y un tanto sexy al intérprete de superhéroe acuático.

Fue en un bar donde el actor recibió el golpe que dejó esta cicatriz.

La apariencia ruda de esa cicatriz, es precisamente lo que parece: el resultado de una riña en un bar. El actor contó para Access Hollywood, que la cicatriz la provocó un hombre que lo golpeó con una jarra de cerveza en la delicada zona, dejando marcas de por vida en su rostro.

El resultado fue una visita al hospital y unos 140 puntos, que le dejaron esa cicatriz tan famosa. Jason Momoa no puso cargos contra el joven que lo golpeó, pues cree que el agresor estaba haciendo algún tipo de “prueba de iniciación” para una banda criminal.

La cicatriz de Jason Momoa le ha dado parte del éxito a dos de sus personajes más emblemáticos en su carrera, como lo son Khal Drogo en la serie de HBO, Game Of Thrones y también interpretando a Aquaman para el Universo cinematográfico DC.

La cicatriz de Jason Momoa ha sido parte ideal para interpretar a sus personajes.

El rostro de Momoa debió ser sometido a dos cirugías para reparar el daño hecho, pero la cicatriz en la ceja fue imposible arreglarla mejor en ese momento. Hoy, el actor luce orgulloso su “herida de guerra” y sabe que también es parte de su secreto del éxito.

Temas

  • Jason Momoa

Comentarios