Menu
Rumbo al infierno: la teoría del 'Cordero de Dios' que revoluciona a fans
Entretenimiento

Rumbo al infierno: la teoría del 'Cordero de Dios' que revoluciona a fans

Si hay algo que ha dejado el sexto episodio de Rumbo al infierno son dudas y ganas de más.  La nueva serie coreana de Netflix ya se ha puesto entre los primeros lugares y hay fans que han armado una teoría para explicar la selección de los "condenados".

Imagen de MUI

por Redacción mui

Rumbo al infierno es una de esas series de Netflix que nos dejaron con dudas y, sobre todo con ganas de más.

Al igual que pasó con su antecesora, 'El Juego del Calamar', Rumbo al infierno ha puesto a millones de personas a pensar sobre la espeluznante historia, y sobre todo a buscar una explicación del por qué unos eran condenados y otros no. 

Pero antes de que sigas leyendo, te advertimos que si no has visto la serie, es mejor que pares aquí, porque los párrafos que vienen a continuación están plagados de spoilers y no queremos arruinarte la experiencia. 

La teoría del Cordero de Dios 

Rumbo al infierno: la teoría del 'Cordero de Dios' que revoluciona a fans

Cuando es condenado al infierno un bebé recién nacido, todo lo que hasta ahora creíamos, que los que recibían el aviso eran personas con pecados tan graves que merecían la "demostración", se vino abajo. 

¿Qué pecado podría haber cometido un bebé? Pues ninguno, es un alma pura que no ha tenido tiempo de hacerlo.  Si a esto le sumamos la historia del líder de la iglesia de 'La Nueva Verdad',  Jung Jin Su.

Según el propio chico, él recibió su aviso cuando era sólo un adolescente en un orfanato católico, sin embargo, Jin Su, sí tenía su lado obscuro, el que vimos cuando encendió el horno que acabó con la vida de un homicida. 

Pero el bebé de la pareja del "productor B" y su mujer, tenía horas de nacido cuando el ángel lo visitó, y lo condenó al inifierno tres días después, a las 9:30 de la noche.  

Y el hecho que el bebé se salvara, implicaría que el fuego de las criaturas ejecutoras de la condena no era para él. Pero hay otro aspecto que destacar: en la escena final, todos los restos calcinados, al menos el de la madre soltera cuya demostración fue transmitida, se recomponen y vuelven a la vida. 

Todas las víctimas, excepto el bebé y la madre soltera, que intentó ser protegida por el detective, fueron dejadas a su suerte y nadie los ayudó.  Pues la teoría del 'Cordero de Dios' afirma que quizás la verdadera "prueba" era precisamente para la Humanidad y su capacidad de defender y unirse en la empatía para ayudar a salvar una vida y que las víctimas no fueron más que sacrificios necesarios. 

Síguenos en Google News, dale clic a nuestra estrella
 

Temas

Comentarios