Aprende estos pasos para planchar correctamente: ¡te sorprenderás con los resultados! Aprende estos pasos para planchar correctamente: ¡te sorprenderás con los resultados!

Aprende estos pasos para planchar correctamente: ¡te sorprenderás con los resultados!

Planchar no suele ser una tarea doméstica del todo divertida pero no podemos negar que deja a la perfección la ropa calentita y sin arrugas. Sigue estos pasos y aprende. ¡Es fácil!

¿Sueles tener problemas a la hora de planchar la ropa? Puede que el hecho de planchar te parezca una tarea aburrida y complicada, pero con esta guía de pasos te resultará sencilla. 

Primero, consigue lo necesario para poder planchar: una plancha, una tabla para planchar y también una botella con vaporizador llena de agua. 

¿Cómo empiezo a planchar?

Posiciona la tabla de planchar. Reúne los materiales necesarios. Enchufa la plancha. 

Enciende la misma y regula la temperatura. Recuerda que las prendas de algodón y lino se han de planchar a una temperatura elevada, mientras que el nylon o el acrílico se planchan a temperatura baja. Todo lo que sea poliéster, lana o franela las puedes planchar a temperatura media.

No olvides regular la temperatura de la plancha según la prenda.

Coloca la prenda en la tabla de planchar y rocía un poco de agua sobre esta. Comienza a planchar desde el interior (si es una camisa) o desde abajo (si se trata de un pantalón o de un vestido), desliza la plancha hacia adelante y hacia atrás, aplicando la cantidad adecuada de presión a medida que avanza. Una vez hayas pasado la plancha por toda la prenda, la giras y repites por el otro lado.

Trabaja los puños: trabaja el el interior, comenzando desde la mitad y trabajando hacia afuera. Repite esto en el otro puño teniendo cuidado con los puños. En el caso del cuello, puedes introducir la prenda por la tabla, haciendo coincidir el extremo en punta de esta con el cuello de la prenda en cuestión. 

Alisa la espalda o la parte trasera. Aplica una ligera presión con movimientos rápidos y de barrido desde la parte superior a la parte inferior.

Por último, plancha las mangas. Debes colocarlas planas sobre la tabla de planchar y haciéndolas de lado a lado. Aplica una presión moderada desde el hombro hasta el borde de la manga, y repite en el otro lado de la manga. ¡Y tu prenda ya está lista, sin arrugas!

Maria Laura Lago

Locutora Integral de Radio y Televisión egresada en el Instituto Eter Estudiante de la Tecnicatura en Periodismo Digital en la Universidad Nacional de Mar del Plata Community Manager Docente en Nivel Secundario+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias