Cómo lograr que las sandalias no te lastimen los pies Cómo lograr que las sandalias no te lastimen los pies

Cómo lograr que las sandalias no te lastimen los pies

Son geniales para el verano pero pueden resultar muy dolorosas: las sandalias y las ojotas son un par de calzados bastante peligrosos. Evita heridas con estos consejos.

No importa cuán lindas sean las sandalias, ¡la comodidad ante todo!

No hace falta pasarla mal caminando, paseando o bailando con un par de calzados que te provoquen heridas en los pies, que luego sufrirás aún más. ¡Incluso puede hacerte daño en los huesos o la musculatura!

Busca sandalias cómodos y evita heridas.

Esto solo suele ocurrir al principio del verano, porque luego el pie se va amoldando a las sandalias con el tiempo. Por ello, previene antes que curar.

Puedes aplicar crema hidratante en el interior del zapato o mete tus sandalias en la nevera durante unas horas, cuando las saques póntelas húmedas para andar por casa. Así se adaptarán a la forma de tu pie.

Sigue estos tips para no sufrir con sandalias y ojotas.

Sino, en caso extremo, usa medias sin dedos. Se cortan justo en la parte delantera y el final lo tapa la sandalia. 

Ahora, dile adiós al dolor y luce de manera cómoda tus sandalias u ojotas.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias