Handpoke: la tendencia de los tatuajes sin máquina

En el último tiempo se volvió tendencia una técnica ancestral, conocida como handpoke, que reúne métodos antiguos de dibujar el cuerpo manualmente.

¿Qué es la técnica conocida como handpoke para realizar tatuajes? Su traducción literal significa empujar a mano por lo que eso ya nos da una idea de cómo es que se realiza.

Consiste en dibujar el diseño a través de la punción con una aguja (esterilizada obviamente), adosada a un instrumento manual llamado montura o stick, en la capa superficial de la piel, conocida como capa vasal, en el cual la tinta va entrando punto por punto. 

Para lograr efectivamente el tatuaje, se debe repetir dicha punción poco a poco reiteradas veces. Queriendo conocer más sobre esta técnica dialogamos con Nelson, un tatuador argentino radicado actualmente en San Martín de los Andes (Neuquén), que nos contó más detalles. 

"Esta técnica se asemeja mucho al estilo tradicional con el cuál empezaron a realizarse los tatuajes permanentes en su inicio. En aquellos tiempos se trabajaba con cualquier elemento punzante que puede causar una herida en la piel y depositar la tinta en ella. Actualmente para trabajar con handpoke se utilizan las mismas agujas que para una maquinita, y están diseñadas específicamente para tatuar", detalló. 

"Es necesario tener buen pulso para poder aplicar esta técnica", dijo Nelson.

Además, la técnica handpoke "es menos agresiva, ya que la cantidad de pinchazos suelen ser menos y más sutiles (que los que hace una máquina)".

En cuanto al dolor, Nelson aclaró que él no ha probado otra técnica por lo que solo se deja llevar por los comentarios de quienes ha tatuado: "Los que han probado ambas técnicas dicen que es un poco menos dolorosa e invasiva (la técnica handpoke)".

¿Tiene algo negativo? Nelson señaló que lo negativo es el tiempo "porque es prácticamente el doble de lo que lleva hacerlo con una maquinita",  siempre dependiendo del tamaño y la complejidad del diseño.

"El tiempo es lo negativo de esta técnica. Pero funciona así, al que le gusta el durazno que se banque la pelusa", afirmó Nelson.

"A mí particularmente me atrapó un poco la idea de que no requiero de muchas herramientas, y son elementos que puedo encontrar casi en todos lados. Ya que mi estilo de vida, desde hace algún tiempo y probablemente por varios años más, es algo así como nómade", se sinceró Nelson con Mui.today.

Y además agregó: "Siempre al momento de trabajar me llaman la atención mayormente las formas tradicionales y artesanales de hacer las cosas. Considero que al aplicar los tatuajes de esta manera cobran vida algunos valores que se tienen algo olvidados. Igualmente todo tienen sus pro y sus contras, y de hecho con este método siento una cierta contradicción porque las agujas que uno utiliza se producen de forma industrial, pero es una alternativa un poco más 'artesanal', y eso es lo que le da la magia".

Más Noticias