Aire libre

Entrenamiento para corredores: 6 ejercicios isométricos para aumentar la potencia

Si eres runners, seguro ya sabes que correr no es suficiente para mejorar tu rendimiento, es necesario que fortalezcas diversos grupos musculares de tu cuerpo, por esto te compartimos seis ejercicios isométricos que te ayudarán, entre otras cosas, a mejorar la densidad ósea.

Entrenamiento para corredores: 6 ejercicios isométricos para aumentar la potencia
Entrenamiento para corredores: 6 ejercicios isométricos para aumentar la potencia

Los ejercicios isométricos son perfectos para activar un grupo muscular mientras mantienes una misma postura durante un tiempo determinado, debido a que no generan movimientos de contracción ni extensión de los músculos. Si eres corredor, te recomendamos incorporar en tu rutina de entrenamiento esta modalidad de ejercicios para ganar resistencia, fortalecer los músculos, minimizar el riesgo de lesiones y mejorar tu potencia.

Fortalece el core con flexiones isométricas

Hay una gran variedad de ejercicios isométricos que puedes realizar para fortalecer diferentes grupos musculares, en esta ocasión te compartimos seis ejercicios básicos para desarrollar resistencia en la musculatura de las piernas, el core y la espalda. Si es la primera vez que pones en práctica este tipo de entrenamiento, te recomendamos aguantar entre 5 a 10 segundos, en caso contrario mantén cada ejercicio entre 20 a 30 segundos sin movimientos de contracción ni extensión.

Sentadilla

La sentadilla es uno de los ejercicios básicos en los entrenamientos de fuerza para desarrollar resistencia en el tren inferior del cuerpo, debido a que trabaja los músculos de la cadera, piernas y glúteos. Para hacer una sentadilla isométrica separa las piernas al ancho de las caderas, con la espalda recta. Flexiona la cadera empujando ligeramente hacia atrás hasta alcanzar la altura de las rodillas para formar un ángulo de 90 grados. Una vez en esta posición, aguanta 20 segundos para luego regresar a la posición inicial.

Abdominales estáticos

Este ejercicio es un básico en los entrenamiento de fuerza, para hacer abdominales estáticos échate el piso boca arriba, eleva las piernas entre 90 a 70 grados y luego sube el tronco con los brazos extendidos hacia delante. Mantén la tensión muscular abdominal sin contracción ni extensión entre 20 a 30 segundos y una vez cumplido el tiempo regresa a la posición inicial para repetir nuevamente.

Elevación de hombros

Para hacer este ejercicio isométrico colócate de pie, con las piernas ligeramente flexionadas, la espalda recta y una mancuerna sujeta en cada mano. Eleva los brazos lateralmente hasta la altura de los hombros. Una vez en esta posición aguanta durante al menos 20 segundos para regresar a la posición inicial y repetir.

Flexiones isométricas

Este ejercicio es perfecto para trabajar pectorales, deltoides, tríceps y abdominales. Échate en el piso boca abajo, con las manos apoyadas en el suelo separadas por encima del ancho de los hombros y la punta de los pies plantada en el piso. Manteniendo la espalda recta, flexiona los codos para bajar el cuerpo lentamente, una vez abajo mantén esta posición entre 20 a 30 segundos.

Elevación de talones isométricas

Este ejercicio es perfecto para activar los gemelos y el sóleo. Colócate de pie, con la espalda erguida y las piernas abiertas al ancho de la cadera, eleva los talones apoyando todo el peso del cuerpo sobre la punta del pie. Mantente así entre 20 a 30 segundos para luego regresar a la posición original.

Más Noticias

Más Noticias