Aire libre

Jogging y Running no es lo mismo y aquí te decimos por qué

Si eres de los que cree que un 'jogger' es igual que un 'runner' estás equivocado. En las siguientes líneas te explicamos en qué se diferencia el jogging del running

Jogging y Running no es lo mismo y aquí te decimos por qué
Jogging y Running no es lo mismo y aquí te decimos por qué

Aunque a simple vista pueden parecer lo mismo, se trata de dos disciplinas con diferencias. El jogging es un tipo de ejercicio similar al running, pero sin afán competitivo, sólo con el propósito de mantenerse activo realizando una actividad física.

En el jogging no existe una meta

Ahora bien, partiendo de esta breve conceptualización es necesario detenerse en los detalles para establecer la diferencia entre el jogging y el runnig, pues ambas palabras no son sinónimos.

La primera gran diferencia entre ambas disciplinas está en su filosofía de vida. Quienes practican jogging lo hacen sin ceñirse a un plan, corren a un ritmo moderado, solo o en grupo, con menos exigencia que en una carrera, mientras aquellos que practican running tienen un objetivo claro, ya sea mejorar el tiempo, la técnica o la resistencia.

Un 'runner' no sale a correr con lo primero que encuentra en el armario; con la camiseta de su equipo favorito o con unas zapatillas poco apropiadas para carreras a larga distancia, como bien podría ser el caso de un 'jogger'.

El running tiene un objetivo claro

Si nos basamos en el plano más formal la velocidad es un aspecto determinante para diferenciar ambas disciplinas. Mientras en el running supera las 9 millas por hora (MPH) el jogging no.

La técnica de carrera es otro aspecto claramente diferenciable, pues mientras un 'jogger' suele balancear el pie en el suelo sin ningún cuidado, un runner debe saber cuál es la zona del pie que debe hacer primero contacto con el suelo para mejorar la pisada.  

Más Noticias

Más Noticias