Aire libre

Quema más calorías corriendo: Así debes correr para perder peso

Correr es uno de los ejercicios más efectivos para perder peso, pero la forma en la que corremos puede influir en la cantidad de calorías que se pierde, así que presta atención a los siguientes consejos para quemar muchísima más calorías.

Quema más calorías corriendo: Así debes correr para perder peso
Quema más calorías corriendo: Así debes correr para perder peso

Si bien la alimentación es fundamental para perder peso, si no mueves tu cuerpo no estarás haciendo nada para avanzar en tu propósito de librarte de esos kilos de más para alcanzar tu peso ideal. Ya sea que decidas caminar un par de kilómetros o correr, este tipo de actividad física es la más propicia para aumentar el gasto de energía.

Correr más kilómetros aumenta el gasto de energía

Pero si quieres perder peso y no gastar esfuerzo en vano, debes poner en práctica estos consejos al momento de salir a correr para quemar muchas más calorías de las que ingieres, recuerda que no basta únicamente con tener un buen par de zapatillas, la forma de correr puede hacer una gran diferencia.

Aumenta la distancia 

Si estás acostumbrada a correr la misma distancia cada vez que entrenas, tu cuerpo terminará adecuándose a una rutina hasta entrar en una fase de estancamiento. A medida que aumenta la intensidad del entrenamiento, también lo hace el ritmo cardíaco y como consecuencia se produce un mayor gasto de energía. Es por ello que para quemar más calorías deberás correr más kilómetros.

Mayor intensidad

Las carreras con intervalos de velocidad, como un sprint a mitad de camino, producen picos en el ritmo cardíaco y un aumento en el gasto de energía. Correr más rápido de lo que habitualmente se acostumbra es una manera sencilla de quemar más calorías. Asegúrate de aumentar el ritmo de manera gradual con pequeñas sesiones de velocidad a la semana, teniendo siempre en cuenta tu estado físico.

Aumenta la frecuencia

¿Cuántas veces corres a la semana? La frecuencia de entrenamiento es un punto importante a considerar cuando la meta es quemar mucha más calorías. No basta únicamente con correr más kilómetros o hacerlo de forma más rápida, si solamente corremos una o dos veces a la semana. Correr un día más a la semana podría impactar de manera positiva en tu metas.

Respeta el calentamiento

El calentamiento, al igual que el estiramiento, suelen ser los grandes ausentes en las rutinas de entrenamiento, ignorando por completo la importancia que cada uno tiene en la preparación del cuerpo antes y después de la actividad física. Si calientas, y además estiras, antes de correr estarías agregando más minutos a tu entrenamiento aumentando de esta manera el gasto de energía. 

Más Noticias

Más Noticias