Aire libre

Running bajo lluvia: 5 cosas que debes hacer antes de salir a correr

Correr bajo la lluvia puede ser una experiencia satisfactoria para algunas personas. Si vas a salir a correr con un clima inestable, es importante que antes de hacerlo tomes en cuenta estas consideraciones para prevenir lesiones.

Running bajo lluvia: 5 cosas que debes hacer antes de salir a correr
Running bajo lluvia: 5 cosas que debes hacer antes de salir a correr

Si eres de los que ama salir a correr, no dejes que la lluvia frene tus ganas de ejercitarte. Aunque para muchos apasionados del running correr bajo la lluvia puede ser un rotundo no, hay quienes disfrutan de esta experiencia siempre que las condiciones climáticas no pongan en riesgo tu seguridad. Se puede correr con lluvia, pero antes toma en cuenta estos consejos para hacer más agradable el recorrido. 

Running bajo lluvia

Realiza un calentamiento en seco

Aunque hay quienes acostumbran saltarse este paso y echarse directo a la calle a correr, es importante que previo a cualquier tipo de actividad física realices un calentamiento. En caso de que decidas correr durante la lluvia, lo recomendable es que realices una sesión de 10 a 20 minutos de calentamiento cardiovascular bajo techo, para aumentar la actividad muscular y de esta manera preparar el cuerpo a la fase más extenunante del entrenamiento.  

Utiliza ropa adecuada

Si vas a salir a correr y está lloviendo asegúrate de usar ropa resistente al agua, preferiblemente transpirable, para que te mantengas seco durante todo el recorrido. Puedes optar por llevar una gorra para proteger los ojos de la lluvia y si lo deseas usa una chaqueta contraviento impermeable de un color llamativo, para hacerte más visibles en situaciones donde las condiciones climáticas no son las más favorables.

Reduce la velocidad

Con el suelo mojado las condiciones cambian completamente, por eso es importante que reduzcas el ritmo de tu carrera, incluso la longitud de la zancada, de acuerdo a la intensidad de la lluvia, para incrementar la estabilidad del cuerpo, teniendo siempre presente que en superficies mojadas se reduce la adherencia entre el calzado y el suelo.

No olvides hidratarte

Aunque esté lloviendo o haga mucho frío, es fundamental que te mantengas hidratado. El organismo necesita un mínimo de agua cuando realizas una actividad física, aún si se reduce la intensidad del entrenamiento. El hecho de que no percibas fácilmente bajo la lluvia que tu cuerpo está sudando, no quiere decir que no necesites reponer parte del líquido que el organismo está perdiendo.

Protege los pies

Si vas a salir a correr bajo la lluvia, no basta sólo con usar la ropa adecuada, es importante que tus pies se mantengan secos y protegidos durante todo el trayecto, así será más satisfactorio el entrenamiento, por eso asegúrate de usar zapatillas impermeables, que mantengan el agua alejada del interior del calzado, y lo más importante con suela antideslizante ideal para superficies mojadas.

Más Noticias

Más Noticias