Alimentación

2 recetas de barras proteicas de avena y semillas de lino para postentreno

Ya sea antes, durante o después del entrenamiento, consumir barras proteicas se ha convertido en una tendencia, gracias a la gran cantidad de proteínas de alta calidad que aportan al organismo en cada bocado. Por eso en esta ocasión te mostramos cómo preparar tus propias barras proteicas en casa.

2 recetas de barras proteicas de avena y semillas de lino para postentreno
2 recetas de barras proteicas de avena y semillas de lino para postentreno

Suaves y masticables, así son estas barras proteicas caseras ricas en vitaminas, minerales y proteínas, gracias a la combinación avena, semillas de lino y mantequilla de maní, que la convierten en el suplemento nutricional perfecto para combatir el cansancio, la pesadez o la bajada de energía que se produce después de una intensa rutina de entrenamiento y de esta manera reponer las reservas de glucógeno en el organismo.  

Conserva las barras proteicas en la nevera envueltas en papel vegetal

Barras proteicas de avena con frutos secos

¿Cómo preparar las barras proteicas?

Comienza tostando la avena, para ello debes disponer los copos en una bandeja de metal y hornear a 180° durante 10 minutos o hasta que estén dorados. Una vez hecho esto, vierte la avena en un bol junto con las semillas de lino (enteras o molidas), las almendras troceadas, las cerezas, la mantequilla de maní y la miel, y luego mezcla hasta conseguir una pasta viscosa. Coloca la preparación en una bandeja rectangular ligeramente engrasada, asegúrate de cubrir toda la superficie de forma homogénea. Ahora cubre la bandeja con una lámina de papel vegetal y refrigera durante toda la noche hasta el día siguiente, para cortar las barras proteicas.

Barras proteicas de avena, cacao y mantequilla de maní

¿Cómo preparar las barras proteicas?

Mezcla en un bol la mantequilla de maní y la miel hasta integrar por completo ambos ingredientes, luego incorpora el cacao en polvo, la proteína y la canela, y revuelve nuevamente. En este punto puedes añadir un chorrito de agua si notas que la preparación está un poco densa. Deja reposar la mezcla por espacio de 10 minutos y una vez transcurrido el tiempo agrega los copos de avena y las semillas de lino. Cumplido con el paso anterior, dispón la preparación de forma homogénea en una bandeja rectangular, cubre con papel vegetal y deja reposar en la nevera durante 12 horas, para luego cortar las barras proteicas.

Más Noticias

Más Noticias