Alimentación

2 recetas de galletas proteicas para comer rico y ganar masa muscular

Si estás bajo una dieta especial de alimentación y no sabes qué comer, te traemos dos deliciosas opciones de galletas proteicas muy fáciles de preparar para ayudarte en tu proceso de musculación, que puedes incorporar en tus meriendas para darte un gusto saludable.

2 recetas de galletas proteicas para comer rico y ganar masa muscular
2 recetas de galletas proteicas para comer rico y ganar masa muscular

¿Sabes qué alimentos ingerir para aumentar la masa muscular? Si la idea es desarrollar musculatura, lo ideal es optar por una dieta rica en proteínas, que no implica necesariamente dejar de darse ciertos gustos, que incluso pueden ser saludables, por eso en esta ocasión te compartimos dos recetas de galletas proteicas a base de avena, cereal que aporta al organismo hierro, niacina, vitamina B3 y carbohidratos, minerales esenciales para retrasar los síntomas de fatiga o cansancio muscular.

Prepara estas deliciosas galletas proteicas de avena

Galletas proteicas de avena y canela

¿Cómo preparar las galletas proteicas de avena y canela?

Pela los plátanos y tritura con la ayuda de un tenedor hasta conseguir la textura de un puré, una vez hecho esto agrega el zumo de limón y reserva. En otro recipiente mezcla los copos de avena, la canela en polvo y la proteína. Integra los ingredientes secos con los húmedos y dale un toque de dulzor con la miel. Toma pequeñas porciones de masa con la mano y dale forma a las galletas. Coloca en una bandeja ligeramente engrasada y lleva al horno a 180° durante 20 minutos o hasta que estén doradas. Cumplido el tiempo de horneado, retira del fuego, deja enfriar y disfruta de estas galletas proteicas.

Galletas proteicas de semilla

¿Cómo preparar las galletas proteicas de semilla?

Dispón en un recipiente profundo las semillas de calabaza, girasol, sésamo, amapola y chía, junto con la avena, la sal, el aceite de oliva y la miel. Revuelve todos los ingredientes con la ayuda de una paleta y agrega poco a poco el agua hasta conseguir una mezcla densa. Tapa con un paño, deja reposar entre 10 a 15 minutos y una vez transcurrido el tiempo, vierte la preparación en una bandeja rectangular cubierta con papel vegetal. Asegúrate de extender muy bien la masa en toda la superficie. Lleva al horno a 180° durante 15 minutos o hasta que estén doradas y cumplido el lapso retira del fuego, deja enfriar y corta las galletas proteicas.

Más Noticias

Más Noticias