Alimentación

3 aguas detox caseras para eliminar toxinas y bajar de peso

Estas aguas detox son fabulosas para desechar esas toxinas que tu organismo no necesita, mientras pierdes peso, eso sí, no esperes que hagan milagros sin una alimentación balanceada y un poco de ejercicio.

3 aguas detox caseras para eliminar toxinas y bajar de peso
3 aguas detox caseras para eliminar toxinas y bajar de peso

Si estás realizando una dieta de pérdida de peso, estas aguas detox caseras con efecto desintoxicantes son perfectas para deshacerte de esos kilitos de más, sin que tengas que recurrir a las tradicionales bebidas carbonatadas. En este artículo te presentamos tres opciones de aguas detox a base de pepino, naranja y manzana, súper refrescante, para darte ese empujoncito que necesitas para adelgazar.

Aprende a preparar esta agua detox de pepino

Agua detox de pepino 

¿Cómo hacer agua detox de pepino?

Comienza lavando muy bien el pepino y el limón, debido a que en esta receta no necesitas retirar la cáscara es importante eliminar todas las impurezas. Ahora corta en rodajas y deposita en el fondo de un recipiente de vidrio con tapa hermética junto con las hojas de menta previamente desinfectadas. Por último vierte el agua, tapa y deja reposar en la nevera hasta el día siguiente.

Agua detox de naranja y pomelo

¿Cómo hacer agua detox de naranja y pomelo?

Esta bebida además de ayudar a limpiar el cuerpo, es fabulosa para fortalecer el sistema inmunológico, gracias a su aporte de vitamina C. Lo primero que debes hacer es limpiar la cáscara de todas las frutas con un cepillo para remover cualquier rastro de suciedad. Una vez limpios los cítricos, corta en rodaja de mediano grosor y deposita en un tarro o recipiente de vidrio junto con el agua. Tapa y deja en la nevera toda la noche hasta el día siguiente para consumir.

Agua detox de manzana 

¿Cómo hacer agua detox de manzana?

Esta agua detox es perfecta para acelerar el metabolismo, además aporta al organismo una gran cantidad de antioxidantes. Para prepararla comienza lavando la manzana, para luego picar a la mitad, extraer las semillas y cortar en rodajas. Deposita la manzana en un recipiente de vidrio junto con la canela y el agua. Cierra el frasco y deja reposar en la nevera toda la noche para consumir el día siguiente.

Más Noticias

Más Noticias