Alimentación

3 recetas fit con boniato muy fáciles de preparar para incluir en tu dieta

Además de la patata, existen otros tubérculos igual de deliciosos que le hacen muy bien a tu salud. Si quieres variar tu menú semanal, aquí te compartimos tres sencillas recetas fit con boniato para incorporar a tu plan de alimentación. 

3 recetas fit con boniato muy fáciles de preparar para incluir en tu dieta
3 recetas fit con boniato muy fáciles de preparar para incluir en tu dieta

El boniato, camote o batata dulce como también es conocido este tubérculo en algunas regiones del mundo, es un alimento imprescindible en cualquier dieta equilibrada, gracias a su interesante perfil nutricional, en buena medida por su aporte de fibra, antioxidantes y vitaminas. Además de saludable, el boniato posee un delicioso sabor y suave textura, que lo convierte en un alimento muy versatil en la cocina, por eso en este artículo te damos tres opciones fit para sumar a tu menú semanal. 

Arepas de boniato

Arepas de boniato y cúrcuma

¿Cómo se preparan?

Corta el boniato por la mitad y cocina en el horno a 200ºC con su piel durante 15 minutos. Una vez listo, retira la cáscara, añade la cúrcuma y con la ayuda de un tenedor tritura hasta conseguir la textura de un puré sin grumos. Agrega la harina de maíz y 1/2 taza de agua, amasa hasta integrar por completo ambos ingredientes. Toma una porción de la masa, arma las arepas y pon a cocinar en una plancha a fuego medio hasta que estén listas.

Ensalada de boniato y quinoa

Ensalada de boniato y quinoa 

¿Cómo se prepara?

Corta el boniato cocido en cubos pequeños y dispón en una ensaladera junto con la quinoa cocida, el perejil finamente picado, los arándanos, las semillas de granada y de sésamo, la canela, y adereza con el jugo de naranja, el vinagre de manzana, la pimienta y la sal previamente mezclado. Si deseas puedes reservar unos minutos en el refrigerador antes de consumir o degustar a temperatura natural. 

Bastones de boniato

Bastones de boniato 

¿Cómo se prepara?

Lava las batatas con abundante agua para eliminar todos los restos de tierra posible, pues para esta receta cocinaremos el boniato con su piel. Corta a lo largo con un (1) centímetro de grosor, luego corta en bastones de tamaño regular. Una vez hecho esto, remoja en un recipiente con agua fría por media hora; transcurrido el tiempo escurre, seca, pinta con aceite de oliva, espolvorea maizena y adereza con todas las especias. Coloca los bastones en una bandeja de metal cubierta con papel vegetal y por último hornea a 180ºC durante 20-25 minutos.

Más Noticias

Más Noticias