Alimentación

5 alimentos que pueden ayudarte a prevenir calambres musculares

En el siguiente artículo te presentamos un grupo de alimentos que, gracias a su composición de minerales, fortalece y mantiene la estructura muscular, por lo que su deficiencia en el organismo puede provocar contracciones involuntarias en los músculos, comunmente conocidas como calambres.

5 alimentos que pueden ayudarte a prevenir calambres musculares
5 alimentos que pueden ayudarte a prevenir calambres musculares

¿Te ha pasado que luego de mantener las piernas en una determinada posición por un prolongado período de tiempo comienzas a experimentar contracciones musculares? Los calambres pueden producirse por diferentes razones, bien sea por deshidratación, trabajo excesivo de un músculo o por una cantidad insuficiente de potasio, calcio y magnesio en tu dieta diaria.

Una porción de brócoli de 100 gramos contiene 300 miligramos de potasio

En el caso de los calambres por déficit de nutrientes, estos se producen cuando existe un desequilibrio de electrolitos, originado por la falta de vitaminas esenciales para la estructura muscular. En las siguientes líneas te presentamos una lista de alimentos ricos en potasio, calcio, magnesio y sodio, minerales necesarios para prevenir el desarrollo de calambres.

Brócoli

Esta hortaliza, perteneciente a la familia de las crucíferas, cumple con el requerimiento diario de potasio de un adulto promedio. Tan sólo una porción de 100 gramos proporciona al organismo 300 miligramos de potasio, un electrolito que mejora la función del sistema nervioso y regula la actividad de los músculos, y que el cuerpo produce en menor proporción y de allí la importancia de la ingesta de alimentos ricos en potasio.

Agua de coco

Además de ser una bebida realmente refrescante, con muy pocas calorías, el agua de coco es una fuente natural de electrolitos. Sus minerales como el sodio, calcio, potasio, magnesio y fósforo, ayudan al cuerpo a recuperarse después de una intensa rutina de entrenamiento, pero cuidado, sus beneficios pueden perderse si la bebida es procesada, es decir contiene azúcar u otro tipo de aditivos que la hacen similar a los refrescos industriales.

Sandía

Debido a que contiene 90% de agua, la ingesta de sandía antes o después de una intensa rutina de ejercicios puede prevenir los efectos de la deshidratación sobre la estructura del músculo, reduciendo el tiempo de recuperación posterior a una sesión. Además del agua, esta fruta aporta al organismo magnesio y potasio, lo que acentúa aún más sus beneficios sobre el músculo esquelético.

Papaya

Además de ser conocido por poseer una cantidad apreciable de fibra que favorece el funcionamiento del sistema digestivo, la papaya contiene potasio, calcio, magnesio, fósforo y hierro en cantidades nada despreciables, lo que la convierte en la fruta favorita de los deportistas. Un estudio realizado en el 2017 a 230 mujeres posmenopáusicas, reveló que quienes consumían mas potasio experimentaron menos calambres musculares.

Lentejas

Las lentejas además de ser uno de los mejores alimentos para aumentar masa muscular y neutralizar el ácido que producen los músculos durante la práctica física, destaca por su alto contenido de potasio, manganeso, hierro, cobre, fósforo y zinc, y en menor proporción selenio y calcio, su consumo regular puede ayudarte a prevenir esos mlolestos calambres.

Más Noticias

Más Noticias