Alimentación

Alitas de coliflor, una receta saludable para disfrutar sin remordimiento

Esta receta de alitas de coliflor es perfecta para quienes cuidan de su salud y su peso, debido a la gran cantidad de propiedades nutricionales que posee este vegetal, cuyo consumo se ha popularizado en todo el mundo por su alto contenido de fibra, minerales, vitaminas y agua.

Alitas de coliflor, una receta saludable para disfrutar sin remordimiento
Alitas de coliflor, una receta saludable para disfrutar sin remordimiento

Muchas son las razones por las que deberías incluir coliflor en tu dieta alimentaria, además de ser una importante fuente de fibra, vitaminas C y del grupo B, es rico en fósforo y potasio, minerales que ayudan al cuerpo a recuperarse después de un esfuerzo físico. Sumado a lo anterior, este vegetal tiene un bajo aporte calórico, debido a su escaso contenido de hidratos de carbono, grasas y proteínas. 

Alitas de coliflor

Esta verdura que despierta sentimientos encontrados entre los comensales, debido al fuerte olor que desprende durante su cocción, no sólo reduce el riesgo de padecer varias enfermedades, además es el mejor aliado para mantener tu peso. Si aún no has probado sus increíbles beneficios, comienza preparando estas exquisitas alitas de coliflor.

¿Qué necesito?

Salsa

¿Cómo preparar alitas de coliflor?

Lo primero que debes hacer es cortar en floretes el coliflor, para ello debes separar las ramas del tallo, si deseas puedes reservar este último para preparar una deliciosa crema. Sumerge los arbolitos en una solución de agua y vinagre durante 10 minutos para su desinfección, luego enjuaga con abundante agua y escurre todo el líquido.

En recipiente profundo mezcla la harina de arroz, la maicena, la paprika, la cebolla, el ajo, el orégano, el tomillo, el chile seco, la nuez moscada, la pimienta negra y la sal. Luego agrega la leche vegetal y revuelve hasta integrar todos los ingredientes. Ahora coloca las alitas de coliflor en el envase, impregna completamente con la mezcla, tapa y deja reposar en la nevera durante una hora.

Cumplido el plazo, saca el coliflor del refrigerador y dispón en una bandeja de metal sobre una lámina de papel encerado para llevar al horno a 180ºC durante 30 minutos. Tiempo durante el cual deberás voltear para asegurarte que se cocinen de manera uniforme.

Mientras se hornea el coliflor, prepara la salsa, para ello vierte en un sartén profundo el jitomate molido, la azúcar morena, el orégano, la cebolla, el ajo, la paprika, la salsa picante, el vinagre de manzana, la salsa inglesa, la pimienta negra y la sal. Cocina a fuego medio durante 15 minutos, removiendo a cada instante para evitar que se queme. Una vez listas las alitas de coliflor, sirve en un plato y baña con la salsa. 

Más Noticias

Más Noticias