Alimentación

Amaranto: El alimento sagrado prehispánico lleno energía de calidad para los runners

El amaranto suele ser considerado erróneamente como un grano, aunque en realidad es un cereal y uno muy bueno, ya que su índice nutricional lo hace mucho más similar a los granos, siendo su aporte en proteínas superior al trigo, el arroz integral y otros muchos alimentos vegetales.

Amaranto: El alimento sagrado prehispánico lleno energía de calidad para los runners
Amaranto: El alimento sagrado prehispánico lleno energía de calidad para los runners

Antes de la llegada de los españoles a América uno de los mayores cimientos de las grandes civilizaciones precolombinas fue el cultivo y el consumo del amaranto, un alimento que junto al maíz fue considerado sagrado por sus cualidades alimenticias, su valor simbólico y uso ceremonial para grandes culturas de Centroamérica y Suramérica. Por su valor nutricional y múltiples beneficios el amaranto es considerado uno de los alimentos de origen vegetal más aconsejables de incluir en la dieta del deportista.

Considerado erróneamente como un grano, el amaranto es en realidad un cereal, aunque su índice nutricional lo hace mucho más similar a los primeros. En cuanto su aporte proteico el amaranto supera al trigo, el arroz integral y otros muchos cereales, pues su contribución en ese rubro corresponde a un 13% por cada 100 gramos. Es libre de gluten y su bajo índice glucémico lo que convierte en ideal para los celiacos y diabéticos.

El amaranto posee su elevado contenido de minerales como el hierro, calcio, hierro, fósforo y carotenoides, lo que le convierte en una opción ideal para combatir anemia, desnutrición, favoreciendo el mantenimiento del sistema óseo y el buen funcionamiento del sistema nervioso, una cualidad en la que también contribuye su riqueza en potasio.

Este cereal posee un elevado aporte en fibra, lo que favorece la regularidad intestinal, el combate del sobrepeso, el estreñimiento, brinda mayor saciedad, mejora la presión arterial y también la circulación sanguínea. Según la literatura médica el amaranto inhibe la multiplicación de las células cancerígenas, lo que lo hace muy estimable para la prevención del cáncer.  

Para los deportistas y especialmente los runners el amaranto es un alimento muy recomendable debido a su aporte energético representado por los carbohidratos contenidos en sus semillas, que equivalen a un 59%. Esta energía en su gran mayoría posee calidad de almidón, haciéndola de gran calidad y muy digerible.

Más Noticias

Más Noticias