Alimentación

Así puedes preparar granola casera sin azúcar, un snack para corredores

Hacer una granola casera, dietética y saludable es mucho más fácil de lo que imaginas. En este artículo te mostramos cómo preparar este delicioso alimento, una excelente opción para los deportistas porque aporta fibra, proteínas, vitaminas y minerales esenciales.

Así puedes preparar granola casera sin azúcar, un snack para corredores
Así puedes preparar granola casera sin azúcar, un snack para corredores

Si eres de las personas que pocas veces alcanza a tener un desayuno decente en las mañanas antes de salir al trabajo o a la universidad, esta granola casera es perfecta para ti por muchas buenas razones. Además de ser una versión más saludable que la granola que consigues en el supermercado, no contiene azúcar, lo cual es maravilloso si estás tratando de mantenerte en tu peso ideal.

La granola es fuente de fibra, vitaminas y minerales

Además de no contener azúcar, que en esta receta ha sido reemplazada por el puré de manzana, ingrediente que aporta el toque justo de dulzor que necesita con muchas menos calorías, es un alimento ideal para calmar el apetito, combatir el estreñimiento y disminuir el colesterol, sin contar que es una excelente fuente de carbohidratos complejos, fibra, vitaminas y minerales esenciales para los deportistas.

¿Qué necesitas?

¿Cómo preparar granola casera?

Lo primero que debes hacer es trocear con un cuchillo las nueces y los cacahuetes. Vierte en un bol junto con la avena, las pasas, las semillas de lino, girasol y cáñamo, la canela, la sal, el aceite de coco y el puré de manzana. Mezcla con la ayuda de una paleta hasta integrar todos los ingredientes. Si deseas puedes agregar otros frutos secos como dátiles, orejones, arándanos o almendras.

Vierte la granola en una bandeja de metal cubierta con papel vegetal. Asegúrate de extender muy bien hasta cubrir por completo toda la superficie, recuerda que entre más delgada sea la capa, más cruciente será la granola. Lleva al horno a 160ºC entre 20 a 30 minutos, tiempo durante el cual deberás remover para evitar que se queme.

Una vez que se haya cumplido el tiempo de horneado, retira la granola del fuego y deja enfriar por unos minutos en la bandeja para que se endurezca. Puedes reservar en un envase de vidrio esterilizado con tapa hermetica, en un lugar seco, para que se mantenga fresca y crujiente durante toda la semana.  

Más Noticias

Más Noticias