Alimentación

Crema de zanahorias y pimientos asados, una cena rápida y ligera

Seguro ya sabes que la zanahoria es rica en vitamina A y carotenoides. Ahora bien, también es fuente de fibra soluble que favorece el tránsito intestinal. Aprovecha todas las propiedades de esta maravillosa hortaliza en esta crema de zanahorias y pimientos asados. 

Crema de zanahorias y pimientos asados, una cena rápida y ligera
Crema de zanahorias y pimientos asados, una cena rápida y ligera

La zanahoria es una hortaliza con increíbles propiedades antioxidantes que además de ayudar a combatir los radicales libres responsables del envejecimiento celular, aporta al organismo una buena dosis de fósforo, magnesio, yodo, calcio, potasio, niacina, vitaminas E, K y folatos, que favorecen la recuperación del cuerpo después de la actividad física.

Crema de zanahorias y pimientos asados

Ya sea al vapor, hervida o cruda, la zanahoria no puede faltar en tu dieta diaria, por eso en esta ocasión te explicamos cómo preparar en menos de 15 minutos una deliciosa crema de zanahorias con pimientos asados, un platillo ligero perfecto para consumir en esos días en los que has excedido la ingesta de calorías.

¿Qué necesitas?

¿Cómo preparar crema de zanahoria?

Lo primero que debes hacer es asar los pimientos, colócalos directamente sobre la hornilla con la ayuda de una pinza y gira constantemente para que la piel se queme de manera homogénea por el fuego, y de esta manera adquiera un ligero sabor ahumado que potencia sus tonos dulces y disimula su característico amargo. 

Para quitar las costras de cenizas, coloca los pimientos aún tibios en una bolsa de plástico con cierre hermético o en un bol con tapa para que el vapor de los vegetales humedezca las cenizas y la piel se desprenda fácilmente o si prefieres puedes sumergir en un envase con agua. Una vez retirada la piel, pica a la mitad para extraer las venas internas y luego cortar en trozos medianos. 

Pela y corta las zanahorias en cubos de tamaño regular. Repite el procedimiento con la cebolla y luego saltea junto con el ajo en una olla con aceite a fuego medio. Transcurrido dos minutos agrega los pimientos, deja que se doren, salpimenta para luego cubrir los vegetales con agua. Tapa la olla y deja sobre la estufa hasta que las zanahorias estén blandas.

Cumplido el tiempo de cocción, retira del fuego y vierte la preparación en la licuadora para procesar en varias tandas hasta conseguir una crema de textura homogénea sin grumos. Cuando la crema de zanahorias con pimientos asados esté lista, sirve en un plato hondo, agrega un chorrito de aceite de oliva y consume tibia.

Más Noticias

Más Noticias